jueves, julio 7, 2022
InicioTogasAbsuelto de abusar sexualmente de una menor por tener el mismo "grado...

Absuelto de abusar sexualmente de una menor por tener el mismo «grado de madurez»

El Supremo ha absuelto a un hombre acusado de abusar sexualmente de una menor de 15 años con la que mantuvo una relación consentida, aplicando una excepción que recoge el Código Penal.

El Tribunal Supremo ha absuelto a un hombre de 22 años acusado de abusar sexualmente de una menor de 15 años con la que mantuvo una relación consentida, tras aplicar una excepción que recoge el Código Penal porque «el grado de madurez y de desarrollo psicológico del acusado no era muy distante del de la menor».

La Sala de lo Penal del Supremo estima en su sentencia el recurso de casación presentado por el hombre de 22 años contra la resolución de la Audiencia de Navarra que le había condenado a ocho años de prisión por un delito de abuso sexual.

Denuncia ante la Policía Foral

Los hechos se remontan a la madrugada del 15 de julio de 2015 cuando el joven se encontró con la hija de un amigo en la calle y tras dar una vuelta en su coche, la acercó a su casa.

Tras mandarse varios mensajes, el joven se acercó a la casa, ella bajó y luego entraron juntos a su vivienda mientras el resto de las personas dormían. Allí mantuvieron relaciones sexuales pero la menor le pidió al hombre que cesara porque les iban a escuchar, por lo que éste accedió, se vistió y se marchó.

El mismo día por la noche la joven contó a su novio y a su madre su versión de lo ocurrido, tras lo que pusieron una denuncia ante la Policía Foral y posteriormente acudieron a Urgencias, donde los médicos no observaron lesión alguna y relataron que la joven estaba «tranquila».

Imagen: archivo

Edad de la menor y consentimiento sexual

La cuestión principal del caso gira en torno a la edad de la menor, puesto que ella excluyó violencia e intimidación en el juicio.

En su recurso, el hombre sostiene que ella no le contó que tenía 15 años, que iba con amigas mayores y que su novio tenía 19 años. Además, asegura que la menor se identificaba y anunciaba en redes sociales y páginas de contactos como mayor de edad (19 años).

Ella aseguró durante el juicio, en varias ocasiones, que sí le manifestó la edad que tenía (que acababa de cumplir 15 años), un relato que el tribunal consideró coherente y sin contradicciones.

Al respecto, el Supremo considera evidente que el acusado conocía la edad de la menor pero tiene en cuenta un factor clave para justificar la absolución, más allá de que los hechos se produjeron apenas quince días después de la entrada en vigor de la reforma del Código Penal que elevó de 13 a 16 la edad de consentimiento sexual.

Se trata del artículo 183 quater del Código Penal que dice que «el consentimiento libre del menor de dieciséis años (…) excluirá la responsabilidad penal por los delitos previstos en este capítulo cuando el autor sea una persona próxima al menor por edad y grado de desarrollo o madurez física y psicológica».

En este sentido, «las actuaciones revelan que el acusado, aun cuando ya era persona adulta, no dejaba de ser un joven no muy distante de la menor en inquietudes, madurez y desarrollo«.

Abusos (Imagen: archivo)

Mentalidad y madurez afín entre ambos

Dice la Sala que los actos previos a lo ocurrido denotan «una mentalidad y madurez afín entre ambos» como por ejemplo «el modo de aproximación del acusado a la menor; el cortejo que mantuvieron al mismo nivel y en el transcurso del cual, según ella misma refirió, le dio una oportunidad para conocerse ambos y para conquistarla».

«Este comportamiento, junto con el intercambio de mensajes y fotos entre ellos, son datos reveladores de un grado de madurez y de desarrollo psicológico del acusado no muy distante del de la menor«, añade la sentencia.

La Sala del alto tribunal recuerda que, al margen de que restaban diez meses para alcanzar los dieciséis años, ella señaló en el juicio que siempre le había parecido mayor de lo que era y que desde que tenía trece años parecía una chica de veinte.

«Una circunstancia -continúa- que también puede comprobarse analizando las fotografías subidas por ella a redes sociales en las que se presentaba como una chica de diecinueve años, el tipo de páginas a las que accedía, algunas de ellas en busca de nuevos contactos y el contenido de los mensajes que en ellas publicaba».

Igualmente, sus amigas tenían más edad que ella, entre dieciséis y dieciocho años y, además, su novio tenía diecinueve años, con quien mantenía relaciones sexuales consentidas.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS