miércoles, agosto 17, 2022
InicioComunicadosAgua subterránea: oro líquido bajo nuestros pies

Agua subterránea: oro líquido bajo nuestros pies

Desde 1993 se celebra, cada 22 de marzo, el Día Mundial del Agua. Así lo estableció las Naciones Unidas con el objetivo de promover ­su importancia, ya que supone un recurso fundamental para la vida de todos los seres vivos. Sin embargo, hoy en día su abastecimiento está en peligro debido al aumento de la población mundial, la…
Agua subterránea: oro líquido bajo nuestros pies

Desde 1993 se celebra, cada 22 de marzo, el Día Mundial del Agua. Así lo estableció las Naciones Unidas con el objetivo de promover ­su importancia, ya que supone un recurso fundamental para la vida de todos los seres vivos. Sin embargo, hoy en día su abastecimiento está en peligro debido al aumento de la población mundial, la creciente demanda de la agricultura y la industria y, en especial, a los efectos del cambio climático en el planeta.

A pesar de que el 70% del planeta esté compuesto de agua, solo el 2,5% es agua dulce. Sin embargo, de esta cantidad, tan solo el 0,007% está disponible para consumo humano. Esto se debe a que el 69% está congelada en los polos, el 30% está como agua subterránea en los acuíferos y el 0,3% en los ríos y arroyos.

Este 2022 el tema elegido para celebrar el Día Mundial del agua se centra en las aguas subterráneas y bajo el lema ‘Agua subterránea – Haciendo visible lo invisible’ se pretende mostrar las graves consecuencias para el planeta que puede suponer no contar con este valioso recurso Según datos de la ONU, el 97% del agua dulce líquida se encuentra bajo nuestros pies en el interior de estas formaciones naturales. El agua subterránea, además, da sustento al suministro de agua potable, el saneamiento, la agricultura, la industria y los ecosistemas.

Como parte de su compromiso con el medio ambiente, un año más, la empresa Abrisud se suma a esta celebración haciendo hincapié en la necesidad de un uso eficiente del agua y comparte las siguientes recomendaciones domésticas:

      En la cocina

  • Cierra el grifo cuando enjabones los platos.
  • Limpia alimentos y descongélalos en un recipiente, no los dejes bajo el agua.
  • Bebe agua enfriada en el frigorífico, no dejes el grifo abierto hasta que se enfríe.
  • Utiliza el lavavajillas y la lavadora sólo cuando estén llenos y en programa eco. Ahorrarás un 40%.
  • La secadora y el AC producen agua destilada con la que puedes regar las plantas.
  • Apuesta por electrodomésticos eficientes (A+, A++ y A+++)

      En el baño

  • Cierra el grifo mientras te afeitas/lavas los dientes.
  • Apaga el agua mientras te lavas el pelo.
  • Dúchate en lugar de bañarte y en el menor tiempo posible.
  • Aprovecha el agua que cae hasta que está caliente.
  • Instala un difusor en la ducha, ahorrarás hasta un 50% de consumo.

     En el jardín

  • Apuesta por plantas autóctonas.
  • Usa una escoba en lugar de una manguera para limpiarlo.
  • Riega el césped y las plantas por la mañana o por la noche, evitando las horas de mayor evaporación.
  • Revisa las fugas en grifos, mangueras y bombas de agua.

      En la piscina

  • Reutiliza el agua de tu piscina durante 5 o 6 temporadas.
  • Mantenla en óptimas condiciones con un control periódico.
  • Para mayor protección y ahorro, instala una cubierta, conseguirás una menor evaporación del agua y reducirás las tareas de limpieza.
  • Además, para un uso más eficiente de la piscina, puedes reutilizar el agua tras el vaciado del vaso para regar las plantas. Eso sí, debes tener en cuenta que el agua debe estar libre, no solo de cloro, sino de otros restos de productos químicos. Normalmente, con el reposo del agua durante un mes y gracias a la evaporación y el sol, todos los productos químicos se diluyen.

No obstante, es conveniente analizar esta agua para comprobar que su nivel de desinfectantes es mínimo. Debe tener un valor inferior a 0,3 mg de cloro por litro de agua y en el caso del oxígeno activo simplemente hay que esperar a que desaparezca la sustancia activa.

Fabrice Villa, director ejecutivo de la filial española del grupo Abrisud- la empresa líder en cubiertas de piscina de Europa- destaca la importancia de realizar un uso eficiente de los recursos como la mejor opción para satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer las de futuras generaciones. “Es nuestra obligación proteger el medio ambiente y racionar el agua que utilizamos en nuestras múltiples actividades diarias. En el caso de la piscina el uso de una cubierta permite reutilizar el agua del vaso entre 5 y 6 temporadas, así como reducir hasta un 80% la evaporación del agua, y obtener un ahorro energético de entre el 50% y el 70%. Cada gesto, suma”.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS