martes, agosto 9, 2022
InicioEspañaAna Botín desdeña a la vicepresidenta y ministra de economía Nadia Calviño...

Ana Botín desdeña a la vicepresidenta y ministra de economía Nadia Calviño y manda a su número dos a la reunión

La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín, ha desdeñado hoy la reunión convocada por la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, para tratar varios temas con los directivos de la banca

La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín, ha desdeñado hoy la reunión convocada por la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, para tratar varios temas con los directivos de la banca.

Entre otros, la situación económica, la subida de los tipos de interés por parte del BCE o evitar la exclusión financiera de los mayores. Aunque la estrella de la convocatoria ha sido el tema del impuesto extraordinario a a banca, con la que el ejecutivo pretende recaudar 3.000 millones de euros en dos años.

En lugar de asistir ella, ha enviado a su número dos, el consejero delegado José Antonio Álvarez, que además este último tiene «fecha de caducidad» como CEO de la compañía. Puesto que será sustituido por el Héctor Grisi, actual número uno de la entidad en México y que sustituirá a Álvarez el próximo 1 de enero de 2023.

Las razones al parecer serían problemas de agenda para intentar justificar su no asistencia. El resto de los presidentes de la casi totalidad de las entidades en nuestro país si que han acudido a la llamada del Gobierno.

Entre otros se encontraban, Carlos Torres del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri de CaixaBank, Josep Oliu del Sabadell, y por parte de Unicaja, Manuel Azuag.

La ausencia de responsables de Bankinter era un secreto a voces, tras cuestionar la consejera delegada Dolores Dancausa en la rueda de prensa de ayer, lo injusto de la nueva medida y que probablemente plantearán batalla judicial.

Hasta la semana que viene no se conocerán los detalles concretos de la implantación de este nuevo impuesto y del que el sector se opone completamente.

Banco Santander es a su vez noticia porque presenta resultados el próximo día 28 de julio y estaria atravesando últimamente tiempos convulsos. Este año lleva una caída en bolsa del 20,8% cotizando a 2,44 euros. Cuando Ana Botín asumió el cargo en septiembre de 2014 tras el fallecimiento de su padre, la entidad cotizaba en 7,65 euros y tenía una capitalización de 92.000 millones de euros.

Actualmente su valor en bolsa es de 40.200 millones de euros, menos de la mitad de lo que valía hace ahora casi 8 años. Ademas la acción ha caído un 55% desde entonces. Pese a ello, sorprendetemente los grandes accionistas siguen apoyando su gestión al frente de la compañía.

A esto se suma que en diciembre de 2021 se produjo la salida del número uno en España, Rami Aboukhair, que ostentaba el cargo de Country Head desde 2015 y al que se le enseño la puerta de salida.

Pero ahí no terminan los quebraderos de cabeza para la mujer que ostenta la presidencia, ya que Santander ha tenido que hacer el pago de 41 millones de euros por el fracaso en el fichaje del directivo Andrea Orcel. Ese importe corresponde con el 80% de lo 51 millones de euros que impuso el juzgado de primera instancia de Madrid, por la demanda interpuesta por éste contra el banco cántabro, al decidir no ficharle como número dos.

A pesar del varapalo judicial, ningún miembro del Consejo de Administración asumió responsabilidades ante dicho quebranto económico.

RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. No es que desdeñe a la Calviño, es que pone a cada una en su sitio,
    y nunca pero nunca, la sobrevalorada hija de José María puede estar
    al mismo nivel que la hija del «querido Emilio», como le llamaba, para
    pedirle dinero , el que se acuesta con la Lola.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS