lunes, octubre 3, 2022
InicioComunicadosCertificado Electrointensivo: Más facilidades de acceso y más ayudas en 2022

Certificado Electrointensivo: Más facilidades de acceso y más ayudas en 2022

Según un estudio de la consultora Ipsom, se publica la nueva convocatoria para regular las ayudas a los Consumidores Electrointensivos en 2022 y existen más facilidades de acceso y más ayudas para la industria electrointensiva
/COMUNICAE/

Según un estudio de la consultora Ipsom, se publica la nueva convocatoria para regular las ayudas a los Consumidores Electrointensivos en 2022 y existen más facilidades de acceso y más ayudas para la industria electrointensiva

El Real Decreto 1106/2020 del 15 de diciembre, introdujo en España el Estatuto de Consumidores Electrointensivos, con el objetivo de establecer un mecanismo de compensación a las empresas altamente intensivas en energía y fuertemente expuestas al comercio internacional.

Los principales requisitos (consultar detalle en requisitos y obligaciones) para ser considerado Consumidores Electrointensivos son:

  • Consumo superior a 1 GWh
  • Más del 50% del consumo en período Valle (P6)
  • El cociente entre el consumo anual y el Valor Añadido Bruto (VAB) debe ser superior a 0,8 kWh/€. (antes, 1,5 kWh/€)

Las empresas que cumplan con los requisitos para ser consideradas electrointensivas y hayan tramitado su correspondiente Certificado frente a la administración, recibirán una ayuda máxima de hasta un 85% de la parte correspondiente a la financiación de apoyo para la electricidad procedente de fuentes renovables, cogeneración de alta eficiencia o compensación del extra-coste de financiación de los territorios no peninsulares.

Pasado el primer año desde su creación, y debido principalmente al incremento en los precios de la energía, el gobierno ha publicado nuevas ayudas vinculadas a las empresas Certificadas como electrointensivas, a la vez que se ha flexibilizado uno de los principales requisitos, el del VAB, que ha pasado del 1,5 a 0,8 kWh/€.

Convocatorias anuales de ayudas directas y plazos
Una vez la empresa se ha certificado frente a la Administración como Consumidora Electrointensiva, opta a las ayudas directas publicadas en las distintas convocatorias, las cuales el año pasado contaron con una dotación presupuestaria total de 91 millones de euros y no se llegaron a agotar.

Recientemente se ha publicado la convocatoria para 2022, se podrán realizar las solicitudes entre el 9 de mayo y el 17 de junio, con un presupuesto total de 73 millones de euros.

Aumentan los incentivos para el año 2022
A finales del pasado mes de marzo, y derivado del nuevo aumento de costes energéticos provocado por la guerra de Ucrania, el gobierno aprobó el RD-Ley 6/2022 y amplió las ayudas de la convocatoria correspondiente al año 2021 para la industria electrointensiva. De esta forma, las empresas inscritas en el Registro Electrointensivo se beneficiarán de una rebaja del 80% del coste correspondiente a los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad, con carácter retroactivo, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este 2022.

Indicar que las administraciones, además de ofrecer ayudas, también requerirán una serie de obligaciones en uso de gestión energética, contratación de fuentes de energía renovables y eficiencia energética. Es un quid pro quo dónde el estado aporta ayudas a cambio de un compromiso de las empresas que las reciben hacia la sostenibilidad y eficiencia energética.

Tras la última normativa publicada el 29 de marzo, las ayudas que obtendría un Consumidor Electrointensivo dependerían de su consumo anual y de sus potencias contratadas, recibiendo de media unos 16€ por megavatio consumido. De esta forma una empresa con un consumo anual de 10 GWh en 2021 optaría a una ayuda aproximada de 160.000 – 180.000 € este 2022.

Perspectivas de futuro del Estatuto Consumidor Electrointensivo
Tras la rebaja del 1,5 al 0,8 kWh/€ del VAB, numerosos sectores y organizaciones empresariales están reclamando un nuevo cambio en los requisitos para ser considerado Consumidor Electrointensivo, el que obliga a consumir un mínimo del 50% en P6 (periodo tarifario valle). Este requisito deja fuera a muchas empresas industriales que cumplen con el resto de los requisitos, en muchos casos de forma holgada, y que, sin embargo, se quedan fuera por no cumplir este requerimiento por muy poco. La reducción de este requerimiento a un 45% favorecería un gran número de PYMES que están muy negativamente afectadas por el excesivo incremento del precio de la energía.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), también ha solicitado al gobierno la inclusión de la gran distribución en el Estatuto de Consumidor Electrointensivo, dada la relevancia del gasto energético dentro de sus costes operativos, tan solo superado por el gasto de personal.

En resumen, esta nueva figura, creada siguiendo las directrices europeas, pretende erigirse como el canal articulador de las políticas energéticas de los gobiernos y es de prever que en el futuro se agreguen más y mayores incentivos y ayudas para los Consumidores Electrointensivos, por lo que merece la pena conocer y valorar sus beneficios para las empresas del sector industrial.

La Certificación de Consumidor Electrointensivo esta resultando ser una herramienta dinámica que se encuentra en constante cambio, tanto en los beneficios como en los requisitos de entrada y obligaciones.

Desde Ipsom ofrecen información actualizada de las herramientas existentes en el mercado para los consumidores industriales y de servicios con alta intensidad energética.

Fuente Comunicae

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS