martes, septiembre 27, 2022
InicioComunicadosDepresión y personalidad, ¿qué relación tienen?

Depresión y personalidad, ¿qué relación tienen?

En España, la tasa de casos de ansiedad y depresión han motivado la alerta de las autoridades. Por ello, este fue un tema de debate en el Congreso a finales del año 2021, donde se concluyó que el tratamiento será un reto de salud más que habrá que abordar tras la pandemia del Covid-19 en los próximos años.

La preocupación no es para menos. Según datos del Ministerio de Salud, para ese año, 2,1 millones de españoles presentaban algún cuadro depresivo. Esto representa el 5,25 % de la población mayor de 15 años y la mayor prevalencia es en las mujeres.

La depresión y la personalidad

Andrés Calvo y Esther Blanco, directores de Persum, hablan sobre este tema que ha encendido las alarmas a nivel nacional. En el centro asistencial que dirigen, han trabajado con cientos de casos en pacientes de todo tipo. Para ellos, el problema se centra en la relación que existe entre las circunstancias externas vividas y la personalidad del paciente que sufre la depresión.

Los síntomas suelen manifestarse de forma progresiva. Muchas veces, de manera imperceptible, la gente suele sentirse cada vez más triste, irritable y menos motivada. Estos profesionales advierten que existen detonantes que pueden acelerar esos síntomas como la pérdida de un ser querido, del trabajo o una separación dolorosa. Todo ello, se refleja en el hecho que, de pronto, aquellas actividades cotidianas se vuelven pesadas.

Calvo y Blanco explican que la persona comienza a tener sentimientos de inutilidad, infravaloración y rechazo. Las tareas laborales que se hacían sin dificultad ahora suponen un gran esfuerzo mental. La memoria se ve disminuida y las vacilaciones y dudas se vuelven frecuentes. Las personas que atraviesan un cuadro depresivo a menudo se vuelven más irritables y susceptibles.

Tratar la depresión en Oviedo

Ante este tipo de cuadro, Persum aborda el trastorno desde un enfoque personalizado donde la estructura psicológica de cada paciente ocupa un lugar central a la hora de elegir el tipo de tratamiento que se llevará a cabo. Para sus profesionales es el tratamiento más efectivo y comprende una serie de técnicas enmarcadas en lo que llaman Psicoterapia integradora de modelos orientada por la personalidad de cada paciente. Se comienza con un proceso de evaluación y diagnóstico donde paciente y psicólogo establecen aquellos motivos que hayan podido contribuir al desarrollo y mantenimiento de la depresión.

La evaluación de la personalidad del paciente y los rasgos disfuncionales que pueden sustentar el cuadro depresivo son el eje vertebrador de su psicoterapia. Personalidades evitativas, dependientes, obsesivas y depresivas son más proclives a experimentar síntomas depresivos. Con esta información, se diseña el abordaje terapéutico que incluye un tratamiento multiterapia y/o farmacológico, dependiendo de las características del paciente. Las psicoterapias individuales se pueden complementar con terapias de pareja, de grupo o familiares.

Con una experiencia de más de 20 años en el tratamiento de la depresión en Oviedo, Persum incluye una evaluación completa de la personalidad. Las recaídas se disminuyen al máximo puesto que el abordaje es individualizado y personalizado. Para lograrlo, Calvo y Blanco afirman que han reunido lo mejor de las distintas escuelas psicoterapéuticas, han integrado todos los conocimientos y los han ajustado en función de las necesidades de cada paciente.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS