jueves, septiembre 29, 2022
InicioPortadaEl riesgo de desastre nuclear en Zaporiyia continúa, Rusia se niega a...

El riesgo de desastre nuclear en Zaporiyia continúa, Rusia se niega a abandonar la central

El riesgo de un desastre nuclear en Zaporiyia(Ucrania) continúa, ya que Rusia se ha negado a que su ejército abandone la central, donde Moscú y Kiev se acusan mutuamente de bombardeos

El riesgo de un desastre nuclear en Zaporiyia (Ucrania) continúa, ya que Rusia se ha negado a que su ejército abandone la central. Todo ello a pensar de las peticiones de la comunidad internacional, que ha exigido a Moscú que no utilice la planta como una base militar.

Crece la preocupación por la seguridad en la zona, ya que se trata de la planta nuclear más grande de Europa. Moscú y Kiev se acusan mutuamente de bombardear el área. Los trabajadores ucranianos son los que operan en la central, que ha estado bajo control ruso desde marzo. Uno de los operarios a través de un canal de Telegram decía:»Lo que está sucediendo es horrible y está más allá del sentido común y la moralidad».

El secretario general de la ONU, António Guterres, hizo sonar todas las alarmas después de reunirse el jueves en Lviv con el presidente Zelenski, y el líder turco, Recep Erdogan.

Imagen de la reunión de los tres líderes. Fuente ONU Twitter

Cualquier daño potencial a Zaporiyia es un suicidio”, advirtió Guterres. A su vez añadió que «la instalación no debe usarse como parte de ninguna operación militar». Por su parte, Erdogan reconoció que estaba preocupado por el peligro de que «otro desastre de Chernobil» estallara en la planta.

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia rechazan la demanda internacional y alegan que el abandono de la central, haría que fuera más peligrosa la situación.

Tres de las cuatro líneas de suministro de energía que conectan la planta con la red nacional de Ucrania han resultado dañadas por los bombardeos. El regulador nuclear de Ucrania ha advertido que una pérdida total del suministro de energía significaría que «el combustible nuclear comenzará a derretirse, lo que resultará en una liberación de sustancias radiactivas». para el medio ambiente».

Sin embargo, a pesar del riesgo de radiación, se considera que no es comparable a lo que sucedió en Chernóbil, el peor incidente nuclear de la historia ocurrido en abril de 1986.

La planta de Chernobil utilizó reactores RBMK moderados con grafito de la era soviética, que carecían de una estructura de contención moderna: una cúpula de hormigón y acero diseñada para evitar cualquier liberación de radiación.

Por el contrario, cada uno de los seis reactores de la instalación de Zaporiyia son reactores de agua a presión encerrados en un enorme recipiente de acero, alojados en un edificio de contención de hormigón. El diseño se llama VVER, las medidas de seguridad de este tipo de reactores son mucho mejores. Por lo que si hubiera daños en estos reactores, sería mucho más fácil apagarlos.

El reactor se encuentra en un edificio de hormigón reforzado con acero que puede «soportar eventos externos extremos, tanto naturales como provocados por el hombre, como un accidente aéreo o explosiones». Esta es la conclusión de los expertos.

R.F.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS