domingo, octubre 2, 2022
IniciosociedadEl teletrabajo en España: ¿cuál es la situación en la actualidad y...

El teletrabajo en España: ¿cuál es la situación en la actualidad y hacia dónde nos dirigimos?

La nueva Ley del Trabajo a Distancia pretende marcar las pautas que nos permitan igualarnos a otros países europeos

El pasado mes de julio el Ministerio de Trabajo presentó el texto definitivo del anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia. Antes, fueron necesarias horas de conversación con empresarios y agentes sociales, hasta poder confeccionar con sus aportaciones y alegaciones la que se ha convertido en la versión final del documento. 

Con esta iniciativa, se pretende dotar de marco legal al teletrabajo, una modalidad de trabajo que lleva años entre nosotros, pero cuya popularidad se ha visto incrementada con la llegada de la COVID-19 y la declaración del estado de alarma entre los meses de marzo y junio.

La implantación del teletrabajo en España antes de la pandemia

Desde laboralistascoruna.es, Ángel Andujar confirma esta tendencia en alza del trabajo a distancia en nuestro país: “debido a la crisis causada por la COVID-19, el teletrabajo ha permitido a las empresas continuar con su actividad económica”. Tanto, que durante estos meses de pandemia “la incidencia del teletrabajo en España ha pasado del 5 % al 34 %”.

Pero, ¿cuál era la situación antes de la expansión del coronavirus? Sin duda, previamente ya podíamos hablar de un evidente y progresivo auge del teletrabajo en todo el país. Concretamente, “en el 4º trimestre de 2019, el 7,9 % de los ocupados teletrabajó en algún momento, y la comunidad autónoma en la que más empleados realizaron sus tareas a distancia fue Galicia, seguida de Extremadura y Cataluña”. 

Ausencia de legislación específica

Hasta ahora, no disponíamos de ninguna ley que regulara el trabajo a distancia en España, como sí ocurre en otros países vecinos como Suiza, Austria o Alemania. Aquí, tal y como detalla el abogado laboralista Ángel Andújar, “las únicas normas básicas que regulan el teletrabajo son el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que data del año 1996, el Acuerdo Marco Europeo sobre Teletrabajo (que no ha sido ratificado por España) y el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores”.

Por razones obvias, resulta evidente que la legislación sobre el trabajo a distancia que hasta ahora existía en nuestro país no era bastante, ni estaba suficientemente actualizada. No obstante, estos eran algunos de los derechos y obligaciones que sí se contemplan en la actual redacción del artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores:

  • La posibilidad de trabajar a distancia debe ponerse por escrito.
  • No existe diferencia respecto a los derechos de los trabajadores por el hecho de trabajar a distancia o en la oficina. 
  • El salario percibido por los trabajadores a distancia ha de ser, como mínimo, el correspondiente a su grupo profesional y a sus funciones.
  • Los trabajadores a distancia también han de contar con el derecho de promoción y de formación profesional.
  • Existen también normas en materia de seguridad y salud para los trabajadores a distancia.

Los cambios que se avecinan

Con la publicación del anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia, se introducen importantes novedades en esta materia. Algo que, en opinión de Andújar, era muy necesario, porque “vamos por detrás de otros países de nuestro entorno en esta materia”. Actualmente, sobre todo por el devenir de la situación, la tecnología nos permite teletrabajar desde casa, por lo que es principal y urgente que se legisle sobre el teletrabajo cuanto antes”, reclama Andújar.

Especialmente, el abogado especialista en Derecho Laboral alude a la necesidad de “garantizar los derechos de los trabajadores, la adecuada prevención laboral y la obligación de las empresas de proporcionar las herramientas necesarias”. Ahora, en cambio, “los trabajadores están en este sentido desprotegidos”, asegura Andújar.

Por otro lado, lo que la nueva Ley de Trabajo a Distancia incluirá es el deber por parte de las empresas de “compensar al trabajador los gastos que le genera en trabajo en su domicilio, esto es, el pago de la luz, de la conexión a Internet o incluso del mobiliario”. 

Además, se ha determinado que, en todos los casos de teletrabajo, deberá firmarse un Acuerdo de Trabajo a Distancia (ATD), en el que se especifiquen todas las condiciones, y se garantice el derecho a reversión

Asimismo, en el anteproyecto se incluyen ciertas limitaciones al teletrabajo. Por ejemplo, “su no utilización para contratos en prácticas o para la formación o las prioridades de acceso al trabajo a distancia, por ejemplo para las situaciones de lactancia o violencia de género”, matiza Andújar.

En definitiva, con esta iniciativa el Gobierno pretende allanar un poco más el camino a las cada vez más empresas que ofrecen la posibilidad de teletrabajar de forma total o parcial a sus empleados, al tiempo que se protegen y garantizan los derechos de estos últimos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS