domingo, octubre 2, 2022
InicioComunicadosExternalizar la gestión de cobros, una necesidad para las empresas

Externalizar la gestión de cobros, una necesidad para las empresas

De acuerdo con la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro (ANGECO), la deuda que España tiene con el sector empresarial se calcula en aproximadamente 60.000 millones de euros. Esto representa un mayor riesgo para las pequeñas y medianas empresas, ya que no tienen tantos recursos para afrontar un déficit. 

Una de las formas de recuperar el dinero adeudado es externalizando la gestión de cobros. Para ello, se recomienda trabajar con una empresa especializada en el tema, como es el caso de Grupo Intercobros. De esta manera, el negocio no tiene que invertir tiempo ni esfuerzo en cuestiones ajenas a la producción.

¿Cómo actúa una agencia de recobro?

El objetivo de una agencia de recobro es ayudar a una empresa a recuperar la mayor cantidad de dinero posible que los morosos deben. Aunque la definición puede resultar amenazante, estas compañías se mantienen al margen de las leyes y del código ético profesional para no violar los derechos de los deudores.

Entre los métodos aplicados por este tipo de agencias, uno de los más comunes es el acuerdo de pagos fraccionados. Sin embargo, algunos casos pueden ser complicados, por lo que entra en juego la vía judicial. En ese momento, es importante contar con una empresa de recobros, ya que suelen tener un equipo legal compuesto por abogados expertos en demandas financieras. 

Una de las razones del éxito de las agencias de recobro es que disponen de registros de las incidencias de solvencia y los posibles litigios de los deudores, por lo que estos no pueden mentir al respecto para esquivar sus responsabilidades. 

Las ventajas de externalizar la gestión de cobros para pymes

La externalización de los cobros, también llamada outsourcing, le aporta seriedad a una empresa. Cuando los clientes saben que un negocio trabaja con una empresa de recobro, las probabilidades de que acumulen deudas se reducen por temor a ser sometidos a presión.

Por otra parte, con la externalización, el negocio no tiene que dedicar equipo electrónico a las tareas correspondientes. Los ordenadores para llevar el registro y los teléfonos para llamar a los deudores son suministrados por la agencia de recobro.

En caso de contratar a un equipo avanzado como Grupo Intercobros, la empresa no tendrá que saldar gastos ni cuotas iniciales. El servicio solo se paga cuando la empresa recupere alguna factura impagada tras la gestión de los profesionales. 

Externalizar la gestión de cobros es una acción sencilla que evita mucho estrés en el personal de una empresa, por lo que cada vez son más las pymes que, gracias a las agencias de recobro, pueden dar de alta a todos los impagados y se acercan a la meta de morosidad cero. 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS