sábado, octubre 1, 2022
InicioLas voces de EstrellaHistorias de mi vida liberal:

Historias de mi vida liberal:

Igualdad o diversidad de la mujer. Guerras. Sáhara. La Pepa y los libertadores americanos. Terrorismo global. La monarquía a debate en Fundación Independiente

 El día 8 de marzo 2018 ha sido el día de la Mujer, lo que equivale a considerar la mujer un grupo social, independiente del resto de la humanidad, como si hubiera sido el día del proletariado o de los marginados, naturalmente que solo queda el hombre, de forma que, de hecho, supone una marginación para el uno de la otra. 

       Además se ha apropiado de la palabra género que según el diccionario: Género, del lat. genus, -ĕris,​ que es un término técnico específico en ciencias sociales, que alude al «conjunto de características diferenciadas que cada sociedad asigna a hombres y mujeres».​ No se trata de una clasificación de los sujetos en grupos identitarios, sino que según la Organización Mundial de la Salud, se refiere a «los roles socialmente construidos, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad considera como apropiados para hombres y mujeres»,​ orientado a visibilizar aquellas diferencias y desigualdades sociales entre hombres y mujeres que provienen del aprendizaje, así como los estereotipos, los prejuicios y la influencia de las relaciones de poder en la construcción de los géneros.

       Así se ha legislado para la violencia de género, que es la violencia del hombre sobre la mujer, penada especialmente, por lo que el hombre esta perjudicado de forma global, frente a la violencia de la mujer sobre el hombre.

       Efectivamente la mencionada jornada se dividió en dos partes, una de huelga, escasamente seguida por las mujeres y una de manifestación, que ha sido multitudinaria, un clamor de todo un sexo, frente al otro, que lo tuvo que aceptar pacientemente, al igual que si se hubieran manifestado por la verdad o la bondad o cualquier otra idea positiva para la sociedad.

      Naturalmente este clamor esconde su uso político, básicamente por la izquierda, que lo transforma en votos. Solo la izquierda defiende a la mujer y la derecha no ha podido ni protestar pues no era políticamente correcto. Naturalmente se olvidan de que la mujer no es un todo coherente, hay clases sociales, hay diferentes niveles de capacidad de dirección, de intelectualidad y de riqueza, y también la hay de sexualidad, como es lógico las lesbianas, las madres solteras y todos lo que apoyan la manera de ser que llaman progresista, que defiende la Liga LGTB, para todos ellos la mujer promiscua o no, no ligada a la familia, no religiosa, independiente totalmente del hombre sería lo ideal, olvidando que existen unas enfermedades de transmisión sexual (ETS)que penalizan la promiscuidad y que no se pueden prevenir fácilmente como el VHB, el Papiloma virus, el SIDA etc. etc.    

      Olvidan que la diversidad, hace atractivas a las mujeres hacia los hombres y viceversa y que, según las leyes de la Genética, la diversidad de procedencias familiares y de etnias o razas hacen más fuertes a los descendientes. Además, por el momento los niños necesitan un útero materno y nueve meses de gestación que obligan a la mujer, sin que tenga el tema remedio alguno. Naturalmente esto obliga a la Sociedad o al Estado a sobreproteger a la mujer para que eso si pueda ser casi igualmente libre que el hombre que no esta sujeto a esas condiciones.

       Igualdad de género, supone que se pueda tener acceso a las mismas oportunidades que los varones, pero para alcanzar el supuesto 50%, no puede ser obligatorio, pues habrá habilidades en que las mujeres pueden tener mas de un 50% dependiendo de las capacidades y aptitudes de la “personas” que no de las mujeres o de los hombres.

       Ahora es evidente que muchas mujeres no estuvieron de acuerdo con la huelga, que sí que era política, sindicalista o partidaria, pues yo estuve en urgencias de un hospital donde había, trabajando por ejemplo más mujeres que hombres, en cambio se habla de unos seis millones de mujeres que acudieron a las manifestaciones, lo que evidencia que existe un clamor y que las mujeres no están muy de acuerdo con su situación en general en España, pero esto pertenece al reino de la psicología y de la sociología, que se presta ampliamente a la manipulación, por eso yo preferiría hoy, más ser mujer que hombre, pues he trabajado como una mula, más de cincuenta años, tomando riesgos, manteniendo una familia y ahora haciendo de “cuidador” de mi mujer que esta bastante debilitada por una cardiopatía isquémica, pero somos y hemos sido felices porque somos diversos. Pero evidentemente ni hemos sido ni somos iguales, seria el mundo de Matrix, es decir Ciencia ficción.

        También es verdad, que la izquierda se quiere cargar a la familia, por lo menos a la patriarcal, pero con ello destruyen la base de la Sociedad, y la renovación de las generaciones, necesaria para que pueda haber en su día jubilados/as, que cierren el ciclo vital de la biodiversidad humana. 

 Guerras: Me ha sorprendido que en su news letter SOS familia acuda a los santos para justificar la existencia de guerras legitimas contra las ilegitimas, pues según San Agustín: Hay guerras que son justas. Son las que están destinadas a reprimir una acción culpable del adversario. Sin embargo, la guerra debe ser considerada como una solución extrema, a la que no se recurre sin haber antes reconocido la evidente imposibilidad de salvaguardar de otro modo la causa del derecho legítimo. En efecto, incluso siendo justa, la guerra determina tantos y tan graves males que no es posible resignarse a ella sino constreñido por un imperioso deber. Santo Tomás de Aquino: Condiciones que hacen legítimo en conciencia el recurso a la fuerza de las armas: 1º Que no sea emprendida por particulares… 2º Que la guerra esté motivada por una causa justa; es decir que se combata al adversario en razón de una falta proporcionada que haya realmente cometido… 3º Que la guerra sea conducida con recta intención. San Buenaventura: Para que la guerra sea lícita es causa suficiente la defensa de la patria, de la paz o de la Fe. Curioso el papel ético de la Iglesia, con un papa Francisco visitando a la embajada del Kremlin en Roma en un vano intento de mediar.

    Ciertamente, todo viene a cuento, por la invasión de Ucrania por Rusia y su presidente Putin, cuando todavía no hemos olvidado la 1ª y 2ª guerras mundiales, y la de Corea , Vietnam y Afganistán,  los déspotas Hitler y Stalin y Mao, que han llevado consigo una cifra increíble de 100 millones de muertos en el S.XX y prolegómenos del XXI en que Putin amenaza con la guerra nuclear, que caso de haberla supondría una cifra aun mayor en un corto espacio de tiempo. Esta invasión da derecho a la defensa a Ucrania, pero las cosas se pueden torcer y es una desgracia no disponer de un gendarme mundial ( no hablo de USA sino de la ONU) que paralice la situación, que viene enredada con  una profunda crisis de materias primas y de la energía por la repuesta occidental de castigo económico y bancario a una Rusia que es un país enorme pero pobre, dirigido por el nuevo déspota que no respeta la democracia, y que se ha empeñado en dominar por la fuerza a un país que desde luego no es Rusia, aunque le convenga por su salida al Mar Negro y sus materias primas en sus fértiles campos de trigo y maiz. 

 Los ucranianos han resultado ser un hueso duro de roer y es difícil que pueda volver la paz, cuando los sentimientos de patria están peligro, como lo estuvieron en la época de Stalin con una hambruna terrible: ”Holomodor” o muerte por hambre, con cuatro millones de muertos de la población ucraniana que no creo hayan olvidado, dado la riqueza de sus tierras, sujetos a incautación de los alimentos y a un marxismo fracasado que acabó con las URSS, tras la caída del muro de Berlín.

Fernando Savater ha dicho: «El «No a la guerra» es como decir «No al cáncer»»

En tiempos oscuros, recurrimos a los pensadores, escritores y filósofos para que nos iluminen con sus ideas y actos. Hoy se le preguntaba a uno de los hombres que más ha reflexionado sobre la ética y la política, Fernando Savater. Él se ha unido a un grupo de personalidades en un manifiesto contra la Guerra en Ucrania. 

Para nuestra vergüenza, sin embargo el partido político Unidas Podemos y su ministra Irene Montero, ha mezclado el día de la mujer con el no a la guerra, a fin de tener mayor éxito en la convocatoria. Lo que no deja de ser una falta de ética absoluta para favorecer sus torticeras ideas en la mini política nacional. No se puede ser más malvada y poco inteligente, mientras que el PSOE siguiendo la política europea, ha rectificado enviando ayuda realmente útil para los ucranianos en su defensa del territorio nacional. Pedro Sánchez solo acierta cuando se equivoca y nuestras armas seguramente son bienvenidas en el teatro de la guerra contra un déspota como Putin.

En 1975 noviembre Franco se moría, y nosotros los liberales, estábamos en la Platajunta cuando se inició la Marcha verde con cerca de 350000 civiles que avanzaron hacia el Sahara, blandiendo el Corán intentando ocuparlo en nombre de la monarquía Alauita de Hasan II. El Gobierno español no sabia que hacer, y nuestra propuesta desde la platajunta es que se dejara pasara a los civiles sin armas, que ya se volverían atrás al no tener de que comer, pero el Gobierno controlado por Fraga Iribarne cedió y retiro sus tropas de lo que era una provincia española, y cuyos habitantes eran españoles con carnet de identidad, los saharauis representados por el Frente Polisario se fueron a Argelia a la región del Tinduf y de allí presentaron batalla bélica y política, que todavía estaba por resolver, pues había pendiente un referéndum que nunca se ha celebrado entre los habitantes de nuestra excolonia y provincia en su día. Hoy y sin consultar a nadie Pedro Sánchez y su ministro de exteriores han aceptado las tesis de Marruecos  

    En el Sahara. Según ABC Las negociaciones y concesiones del Gobierno de Pedro Sánchez para volver a ganarse el favor de Marruecos no solo incluyen la cuestión del Sáhara. El radical cambio de postura anunciado por Moncloa, que ha pasado a alinearse con las tesis de Marruecos y en contra de la autodeterminación reclamada por el Frente Polisario y por Argelia, ha sido aderezado en los últimos meses con otra concesión más, en este caso energética. Y todo ello pese a la recelosa mirada de Argelia, que es el suministrador de gas más cercano que tiene España, una de sus grandes fuentes de abastecimiento y, en este momento, irritado con el Gobierno de Sánchez por su cambio de posición sobre el Sáhara. La enemistad entre Marruecos y Argelia hace que estos equilibrios sean arriesgados para España. Pero, en pleno apaciguamiento hacia Marruecos, Moncloa ha confirmado que España servirá de plataforma de suministro de gas al reino alauí tras cerrarle el grifo Argelia. Quien ha respondido, retirando su embajador, y amenazando con cambiar las tarifas del gas que nos suministra directamente por gasoducto o incluso de cerrar el grifo 

   Los prolegómenos de la situación  ocurren, cuando Marruecos se independizó en 1956, el rey marroquí Mohamed V empezó a defender la idea del Gran Marruecos, un territorio que incluía todo el Sáhara español, Mauritania y partes de Mali y Argelia. Según el monarca, estos territorios pertenecían históricamente a Marruecos, por lo que sus ocupantes tenían que devolverlos. España administraba el Sáhara desde 1884 y no estaba dispuesta a abandonarla tan fácilmente. Es más, la ONU llevaba intentando que España emprendiese la descolonización del territorio desde 1965, sin éxito. 

La descolonización del Sáhara español fue distinta a la del resto de colonias africanas. Por un lado, España no reconoció que era una colonia hasta 1960, a pesar de que su ingreso en la ONU en 1956 le obligaba a ello. Para eludir esas obligaciones, el Gobierno emitió un decreto en 1958 que convertía al Sáhara en una provincia, sujeta por tanto al derecho español y no al internacional. Con esta estrategia, España buscaba que la ONU no le obligase a abandonar el Sáhara en el marco de su proceso internacional de descolonización.

Por otro lado, Marruecos reclamaba el territorio. Afirmaba que España había aceptado la soberanía marroquí sobre el Sáhara en la Declaración hispano-marroquí de Madrid de 1956, que reconocía su independencia e integridad como país. Desde entonces, el reino alauita concentró sus esfuerzos en que la ONU declarase el Sáhara como territorio no autónomo. A partir de entonces, la Asamblea General de la ONU aprobó varias resoluciones para que España celebrase un referéndum de autodeterminación que permitiese a los saharauis decidir su futuro. Aunque en un primer momento España desobedeció y continuó con la ocupación, en 1973 accedió a respaldar el proceso de independencia saharaui. Para entonces,  Franco agonizaba y era incapaz de dirigir los asuntos de Estado, Marruecos presionaba para ocupar el Sáhara, la ONU instaba a que se descolonizase y en territorio saharaui había nacido un movimiento de liberación nacional, el Frente Polisario. Ante la imposibilidad de seguir controlando el Sáhara, España anunció que celebraría un referéndum de autodeterminación en los seis primeros meses de 1975.  e

. El 16 de octubre de 1975, la CIJ dictaminó que el territorio era del pueblo saharaui y que este tenía derecho a la autodeterminación.  Sin embargo, Marruecos no aceptó esta resolución. Hasán II anunció entonces que Marruecos lanzaría la Marcha Verde para recuperar el Sáhara. La semana siguiente, España cedió y firmó el Acuerdo Tripartito de Madrid por el que cedió la administración del Sáhara a Marruecos y Mauritania al margen de la ONU. 

La retirada de España desató una guerra entre el Frente Polisario y Marruecos junto con Mauritania que duró hasta 1988, cuando marroquíes y saharauis,Mauritania se había retirado en 1979, acordaron un alto el fuego a instancias de la ONU. Tres años después, la organización desplegó la misión de paz Minurso para celebrar el referéndum de autodeterminación que España había prometido al pueblo saharaui en 1974. No obstante, la consulta todavía no se ha realizado y la ONU sigue considerando al Sáhara como territorio pendiente de descolonizar, ya que niega la validez del Acuerdo de Madrid.

Juzguen Vds., donde queda el honor de España cuando no se ha perdido una provincia y a sus habitantes españoles saharauis, todo por el tema de la inmigración ilegal, las aguas de las islas Canarias y las Ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Mezclen la geopolítica con la geoeconomía y nos jugamos el gas que venia de Argelia por dos gasoductos, uno directo a Almería, y otro cruzando por el territorio marroquí que estaba cerrado, dada la enemistad existente entre los dos países norteafricanos, con quienes nos conviene estar a bien a la vez, pero que no será posible porque Pedro Sánchez a solas  y sin encomendarse ni a Dios ni al diablo ha preferido a Marruecos y sus tesis, que consideran Sahara provincia marroquí, ni referéndum ni narices. Y encima nos hacen pagar el pato, pues todo lo que salga negativo, lo pagaremos los españoles de nuestros ya escuálidos bolsillos. Yo no me fio de Marruecos, que ha demostrado hasta la saciedad mentir tanto como lo hace el propio Pedro Sánchez, Aviados estamos.

Comenzaban los primeros años del siglo XIX. Las tropas de Napoleón habían invadido España y el joven rey, Fernando VII, estaba preso. Era el momento que las colonias de América del Sur habían estado esperando. La excusa perfecta.  Antes habían acudido a Cádiz produciendo la 1ª Constitución española en 1812 (La Pepa). Es que, de acuerdo a la doctrina de la Ilustración de los propios franceses, en ausencia del monarca el poder retornaba al pueblo. Así fue que se formaron las primeras juntas en España, que rápidamente se «contagiaron» al otro lado del Atlántico. Eran juntas de autogobierno, pero leales a la corona española. Aunque leales, al menos en América del Sur un cierto tiempo, integraron a varios de los espíritus más librepensadores del momento, quienes vieron en la coyuntura política el momento ideal para la emancipación criolla.

El «grito de Chuquisaca», como se llamaba la ciudad de Sucre entonces, se produjo el 25 de mayo de 1809. ¿Qué ocurrió entonces? ¿Quiénes lo lideraron? ¿Cuáles fueron las consecuencias de esa rebelión?

Pero el honor de haber albergado el «primer grito libertario» es disputado. Muchos historiadores coinciden que en esta ciudad del altiplano boliviano surgió el germen de la independencia a raíz de unas protestas que derrocaron a la autoridad española el 25 de mayo de 1809. Los participantes de este movimiento habrían luego partido en diferentes direcciones, hacia La Paz, Cusco, Lima e incluso Buenos Aires para empezar a organizar a quienes ya estaban buscando cómo acabar con la autoridad de España.

Incluso, en 1825, el venezolano Antonio José de Sucre, uno de los libertadores de lo que hoy es Bolivia, mandó a conmemorar en 1825 a la «Revolución de Chuquisaca» como el primer alzamiento, lo cual se celebra desde entonces. El Grito de Chuquisaca es motivo de orgullo para Sucre, que se enfrenta por este tema con La Paz.

Pero también hay que darle espacio a aquellas interpretaciones que argumentan que fue en La Paz o en Quito, varios meses después, donde se formaron las primeras juntas independientes. Que dieron «gritos libertarios» de América Latina, y consiguieron crear los actuales países latinoamericanos, los libertadores, españoles todos o criollos fueron principalmente: José de San Martín. Simón Bolívar. José Antonio Páez. Antonio José de Sucre

Según Marcelo Gullón ¿Cómo nació la Leyenda Negra española? La Leyenda Negra es completamente falsa, no tiene un solo argumento cierto. Nació en Italia, por envidia, pasó a Holanda, por la guerra religiosa, y llegó a Inglaterra, donde se convirtió en la obra más genial del márketing político británico. No podían derrotar a España por lo militar y lo hicieron por lo político, por la propaganda. Lo convirtieron en política de Estado y lograron convencer a toda Europa de que España era el mal personificado, pero España era una nación más, no una de diablos, ni otra de ángeles. España no respondió porque, por entonces, no comprendía cómo funcionaba la propaganda política. El gran objetivo inglés fue convencer a las elites hispanoamericanas: si les convencían de que los españoles solo habían ido a América a robar y violar, la separación sería inevitable. Y así fue.

«La Leyenda Negra nació y era de derechas hasta los años 30. Pervive gracias a la confusión de la izquierda» Pero eso son motivos de hace siglos, ¿por qué perdura ahora? Pervive por la confusión de la izquierda, que cree que defender a España o estar en contra de la Leyenda Negra es ser de derechas. La Leyenda Negra, la falsa historia de España y de la conquista, nace en la derecha. Era predicada por sectores oligárquicos americanos, por aquellos de los más enriquecidos de la sociedad, a veces los más delincuentes, los de la más recalcitrante derecha. Tenían que justificar su ruptura con España y su triunfo en las guerras civiles que hubo en casi todos los nuevos países entre dos sectores, uno que no quiere romper culturalmente con España y otro anglófilo, y este gana la guerra civil. Y así fue hasta 1930, cuando por primera vez se reúne una internacional comunista en Montevideo y Buenos Aires y deciden adoptar otra mirada, negrolegendaria, para fomentar un fundamentalismo nativo que conduzca a fundar repúblicas indígenas que desestabilicen el patio trasero de los EE UU. Por eso el comunismo se hace negrolegendario. No lo eran antes, todo lo contrario. Al menos eso es lo que defiende el Grupo de Puebla, especialmente el presidente de Méjico López Obrador, indigenista convencido, cuando la realidad es que Hernán Cortes fue el auténtico libertador de los aztecas que sometían despóticamente a los pueblos que se aliaron con España y que con el mestizaje forman hoy el pueblo mejicano.

Otra defensora de España en la colonización de Hispanoamérica, es mi amiga Elvira Roca Barea En 2016 publica su obra Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español, una obra de gran éxito comercial con repercusión mediática y académica. En su apartado dedicado a la hispanofobia, la obra defiende que, a diferencia del británico, el alemán y el belga, el Imperio español tuvo una política de inclusión y mestizaje, no de exclusión, haciendo hincapié en que el problema de España ha sido interiorizar que el español fue el más sanguinario. Tendríamos que estar orgullosos de haber llevado a América , la cultura y la lengua, las universidades y el diseño de las ciudades.

Como soy autor, de la enciclopedia “La Historia del PP” 6 volúmenes más de 5000 pags, del 1 enero 2013 y presidente del Partido “DESPIERTA” me siento concernido entre otras cosas, porque ya nos hemos presentado a las elecciones autonómicas por Palencia y vamos a presentarnos por Sevilla el próximo 19 de junio de este año para elegir a los 109 diputados de la XII legislatura del parlamento autonómico. Naturalmente quiero tener una visión panorámica de lo que va a ocurrir, no solo por la labor de Juanma Moreno Bonilla, Según los datos del Barómetro Andaluz que elabora el Centro de Estudios Andaluces dependiente de la Consejería de Presidencia Administración Pública e Interior, publicado por ‘ABC’, el Partido Popular de Juanma Moreno ganaría las elecciones andaluzas con 9 puntos de diferencia sobre el PSOE, que se quedaría como segunda fuerza política. Juanma Moreno buscará en este adelanto electoral en Andalucía aprovechar el efecto Feijoo y, así, revalidar su presidencia. Un mandato que revalidaría según las encuestas., aparecidas el 9 de marzo que informaban de que la llegada de Feijoo reflotaba al PP a nivel nacional: ganando 10 escaños y 900.000 votos más en un mes. La designación del político gallego como nuevo presidente del PP ha vuelto a catapultar a la formación a la cabeza en la carrera electoral, una posición que perdió con la crisis entre Ayuso y Casado, según la encuesta realizada por Hamalgama Métrica para ‘Vozpópuli. 

Conozco personalmente a Alberto Núñez Feijoo desde que formaba parte del Ministerio de Sanidad de José Manuel Romay Beccaria. Comienza en Galicia y En 1996 se trasladó a Madrid para formar parte del gobierno de José María Aznar. Fue nombrado secretario general de Asistencia Sanitaria en el Ministerio de Sanidad y Consumo, cuyo titular era igualmente Romay Beccaria, quien prologó uno de los volúmenes de mi Historia del PP y ese mismo año se convirtió en secretario general de Asistencia Sanitaria ​ y presidente del INSALUD. Entre mayo de 2000 y enero de 2003 ejerció la dirección de la entidad pública estatal Correos y Telégrafos, etapa en la que Correos sufrió un viraje desde el servicio público monopolístico hacia la libre competencia empresarial. Donde estuve a punto de trabajar con él en un proyecto que desgraciadamente no se llevó a cabo, pero mantuve mi amistad con ambos, aunque su retorno a Galicia donde ha conseguido ser presidente de la Junta en cuatro ocasiones con mayoría absoluta, lo que dice mucho de su capacidad e inteligencia política

En cuanto a la estimación de voto, recogida en el Barómetro Andaluz, el PP sería el partido con mayor crecimiento respecto a las elecciones de 2018 y obtendría entre 43 y 44 escaños de celebrarse ahora las elecciones; el PSOE de Juan Espadas obtendría entre 30 y 31 escaños, dos menos que los que sumó Susana Díaz en 2018 y Vox, tercera fuerza alcanzaría los 22 diputados, con lo que casi dobla su representación actual, ascenso que contrasta con el derrumbe de Ciudadanos que mantendría a dos de sus 21 diputados. Unidas Podemos perdería 7 para quedarse con un grupo parlamentario de 10 miembros, mientras el Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez y Pacma podrían llegar a obtener un diputado.

  La situación es para mi compleja, pues siendo amigo de Pablo Casado, el error cometido con Ayuso, le obligo a dimitir de la presidencia, en tanto ya se veía que en un enfrentamiento con Sánchez las posibilidades del PP, eran precarias. Lo sentí mucho, pero ser líder obliga un tipo de actitudes, que él no consiguió reunir. La verdad es que intente reunirme con él sin conseguirlo, pues ya estaba yo, en un partido de mayores a los que hubiera podido aportar con una adecuada estrategia, una importante intención de voto, Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, a fecha 1 de enero de 2021, la población mayor de 64 años en España ascendía a 9,38 millones de personas. Trastocada por la pandemia de Covid 19. 

En cuanto a Núñez Feijoo, también amigo, se vio inmediatamente que era un gran candidato, pues desde la presidencia del PP, ha propuesto reducir impuestos.  El plan fiscal de Feijoo apuesta por reducir el IRPF a las rentas inferiores a 35.000 euros. Los sindicatos rechazan totalmente bajadas de impuestos y la CEOE y Cepyme celebran la idea. Gran idea que le va a proporcionar muchos votos, pues en España estamos hartos de pagar impuestos, engordando los ingresos fiscales que luego se dilapidan en subvenciones, gastos de personal, y creación de deuda, que nos ha llevado a una inflación de dos dígitos y a inventar soluciones como la rebaja de 20 cts., o el intento de la ministra Ribera de limitar el precio del Gas. Teresa Ribera  quien afirma que el plan de limitar el precio del gas es «la mejor propuesta» En declaraciones a los medios de comunicación, Ribera se ha referido, de esta manera, a las críticas a la propuesta de España y Portugal para limitar el precio del gas para las centrales térmicas. España y Portugal han propuesto al Ejecutivo comunitario limitar a 30 euros por megavatio hora (MWh) el precio máximo del gas para las centrales de generación eléctrica. Ya veremos que ocurrirá, pero los precios los debe fijar el mercado, y el dinero donde esta mejor es en el bolsillo de los contribuyentes como afirma Núñez Feijoo y le aplaudo. Los precios por decreto no van a ninguna parte, y menos la fijación del SIM como ha venido haciéndolo el Gobierno Sánchez, desde hace ya dos años, seguramente una de las causas de inflación y de la desaparición de puestos de trabajo como el servicio domestico o los de la recogida de la fruta o las verduras en la agricultura intensiva.

¿Habrá efecto Feijoo en las andaluzas? Creo que si, como hubo efecto Ayuso en las madrileñas Espero nos dejen hueco a Despierta en Sevilla, los que demostraría que nos hemos tomado en serio, la ley de la competencia, que siempre favorece a todos, los que seriamente nos planteamos la política

.  En mayo 2022. El Índice de Terrorismo Global, elaborado por el Institute for Economics and Peace y difundido en español por esglobal, desgrana las tendencias y la evolución del terrorismo durante las últimas décadas. Las cifras muestran que, a pesar de un aumento de los ataques, su impacto continúa disminuyendo, aunque sigue siendo un problema grave en muchos países. El Sahel se ha convertido en el nuevo epicentro del terrorismo. Mientras, en Occidente, los ataques por motivos políticos superaron a los de tipo religioso, que se redujeron en un 82%. Con los últimos acontecimientos y el conflicto de Ucrania, es probable que haya un impulso del terrorismo tradicional y cibernético.

El informe clasifica a 163 países (el 99,7% de la población mundial) según el impacto del terrorismo. Los indicadores incluyen el número de incidentes terroristas, víctimas mortales, heridos y rehenes. Índice Global de Terrorismo 2022: África subsahariana se convierte en el epicentro mundial del terrorismo. España ocupa el lugar 31, disminuyendo 1 punto respecto al año pasado.

El informe del GTI se elabora con datos de Terrorism Tracker y otras fuentes. Terrorism Tracker proporciona registros de eventos sobre ataques terroristas desde el 1 de enero de 2007. El conjunto de datos contiene más de 60.500 incidentes terroristas para el periodo comprendido entre 2007 y 2021.

A pesar de que los atentados terroristas globales aumentaron hasta 5.226 en 2021, las muertes disminuyeron ligeramente en un 1,2%. Es probable que el conflicto de Ucrania impulse un aumento del terrorismo tradicional y cibernético, invirtiendo las mejoras anteriores en la región. El terrorismo en Occidente se redujo sustancialmente, con un descenso de los atentados del 68%. Estados Unidos registró su puntuación más baja desde 2012. El África subsahariana representó el 48% de las muertes.

Según un articulo en el diario El País, la violencia se asocia a factores políticos: Buscan los terroristas conseguir adeptos basados en que el pueblo crea que la violencia está dirigida al gobierno considerado como corrupto y autoritario y a factores sociales: La descomposición social y la riqueza en manos de unos pocos, siempre han sido catalizadores de terrorismo.

 Existen muchas explicaciones y teorías sobre la razón por la que las personas se unen a grupos extremistas. Las vías de acceso son complejas y las razones tienen múltiples facetas. Pese al amplio campo académico que estudia esta cuestión, ningún politólogo, sociólogo, economista, historiador o psicólogo ha descubierto todavía una teoría universal. Ni siquiera hay consenso académico sobre qué factores, o combinación de ellos, son determinantes, pues los lugares donde surge la violencia por razones políticas son diferentes y las circunstancias individuales variadas. Esto no quiere decir que no haya nada significativo que decir sobre el extremismo violento. Teorías relevantes apuntan a reivindicaciones fuertemente arraigadas y a la difusión y la pujanza ideologías extremas. Pero uno de los factores que con frecuencia se pasa por alto, tal vez porque parece demasiado obvio, es la violencia en sí misma. Según el Índice global de terrorismo, publicado por el Institut for Economics and Peace y basado en datos recogidos por la Universidad de Maryland, el 82% de los atentados terroristas ocurridos entre 2000 y 2013 se dieron en tan solo cinco países: Irak, Afganistán, Pakistán, Nigeria y Siria. Por el contrario, hubo más de cien países que no sufrieron terrorismo. Esta concentración demuestra que el terrorismo no puede explicarse solo por aspectos psicológicos o características individuales. La mayor parte de los actos terroristas son consecuencia de conflictos de larga duración. El terrorismo no es la causa de estos conflictos, es su expresión más visible. Crece donde existe inestabilidad, división étnica y religiosa, violencia y represión.

En muchos de estos conflictos, la violencia genera violencia. Numerosos estudios han documentado círculos viciosos y autodestructivos de venganza. Otros resaltan las “culturas de la muerte”, auténtico caldo de cultivo para la generación de nuevos combatientes. También conocemos las llamadas “economías de guerra” y los poderosos incentivos materiales que mantienen vivos estos conflictos. En muchos lugares unirse a un grupo extremista puede ser rentable; en otros, es la única vía para escapar del hambre y la pobreza.

 El 30 de mayo, a las 19h., en el Club Financiero Génova, C/ del Marqués de la Ensenada, 14, planta 14º, con el salón repleto de público entre los que figuraban el Rey Simeón de Bulgaria, y otras distinguidas personalidades como María Jesús Prieto Laffargue, Rafael Ansón y un largo etcétera, provocado por el interés del tema, que normalmente se coge con pinzas y que supone un cierto riesgo para los intervinientes en el debate, por tratarse nada menos que de la jefatura del Estado.  
 
Para abordar este tema de gran actualidad se ha celebrado en esta ocasión una mesa redonda con las intervenciones de Luis María Cazorla, Catedrático y Académico y Ex Secretario General del Congreso de los Diputados; Eduardo Serra Rexach, Presidente de la Fundación Transforma España y Ex Ministro de Defensa; y con Rafael Spottorno, Embajador de España y Ex Jefe de la Casa de SM el Rey. Moderó con mucho talento el debate Aldo Olcese, presidente de la Fundación Independiente.
 
Los tres ponentes son personas altamente cualificadas para tratar de este tema de tanta importancia y que en estos momentos se encuentra en un proceso de transformación y modernización de la Casa Real y la Monarquía española. Según Aldo Olcese el planteamiento de la Mesa Redonda eran preguntas, que nos descubrió al inicio, divididas en tres bloques, el 1º sobre la pertinencia de la existencia de las Monarquías en las democracias Occidentales, el 2º sobre Juan Carlos I Rey emérito, el 3º sobre Felipe VI.

La idea general era debatir libremente sobre los temas entre los ponentes, y terminar con preguntas del resto de la Sala. Evidentemente las respuestas no variaron demasiado de unos a otro, los tres defendían la monarquía en España como la mejor forma de Gobierno para la jefatura del Estado, de modo que no hubo especiales discrepancias, sino puntualizaciones. Saludé a Eduardo Serra, a quien hace muchos años había entregado el premio Jovellanos de la fundación que presidí “Foro Jovellanos” que me reconoció al instante y que estuvo especialmente brillante en sus consideraciones. 

Las conclusiones al principio eran obvias, las monarquías son democracia pura y son útiles a sus pueblos, y solo los tontos pueden oponerlas a la democracia, y en nuestro caso, dado el particular escenario en el que D. Juan de Borbón renunció a la corona, traspasándola directamente a D. Juan Carlos I, acto de supremo sacrificio que le convino a la España de Franco, a quien realmente dejó como heredero el propio Generalísimo, naturalmente esto nos llevó a la segunda parte del debate sobre lo que llamaron la época dorada de la Transición en que el monarca no solo quiso implantar la democracia voluntariamente, sino que lo hizo con la habilidad adecuada para que no resultara traumática, y en cuanto ya no fue posible, ocurrió el 23 F, que de haber cuajado hubiera sido el final de nuestras aspiraciones democráticas. Su aparición  en TV en uniforme militar poniendo firmes a los generales rebeldes, fue una obra propia de la tragedia en la que nos hubiéramos sumido, a ello hay que añadir los centeneres de viajes en busca no solo de ingresar en la Unión Europea sino en poner la imagen de España tanto a nivel social como económico, como gran embajador de España, que nos trajo un bienestar que jamás había conocido nuestro país, y que no le hemos sabido agradecer, pues su carácter definido como” volcánico”, le llevo a enredarse, tanto en sus amistades personales como en los negocios que le surgieron en este difícil devenir.

Naturalmente cuando la izquierda y el gobierno de turno, ¡coincidió con cinco presidentes!, dice que quieren que, de explicaciones, cuando ha sido considerado por el fiscal general, como inocente o inimputable por la Constitución y con realizaciones ya prescritas. Además de pedir humildemente perdón por haber matado a un elefante, en el transcurso de sus actuaciones en su vida privada, cuajada de líos, como cuando le dijo a Chaves que se callara o su vida personal con ciertos claroscuros, y demandas todavía en curso, que le llevaron a abdicar y según los ponentes cometer el error de ausentarse de España durante dos años, para volver en un episodio innecesario de una cierta frivolidad en una regata en Sanxenxo. Ahora tiene que volver a su casa de donde nunca debió salir.

Respecto a Felipe VI es increíble el meticuloso comportamiento que tiene de su papel como monarca y de la transparencia y dignidad con la que ha conquistado el afecto de los españoles y su critica a los políticos secesionistas de Cataluña que le ha malquistado con una parte irreductible de los catalanes, aunque está recuperando progresivamente la imagen que parecía haber perdido. Es en esta situación en la que el actual Gobierno no le da el papel de embajador que tuvo su padre y que pueden llevarle a la irrelevancia, piénsese que la monarquía es el nº 18 de los problemas de los españoles, por lo que se hace necesario que la sociedad civil, el pueblo en suma, debe entrar como lo hacían los ponentes en el debate del papel del Rey en la España moderna. Esto no acaba de gustarles a la izquierda ni a los independentistas a ni a la extrema izquierda, que siguen clamando como un coro de ranas, pidiendo unas explicaciones que no son pertinentes ni existe una respuesta sensata a tal planteamiento.

Las preguntas se multiplicaron, aunque en realidad ya estaba todo dicho, lo que falta es una reacción de la Sociedad civil que, con organizaciones, como Valents en Catalunya, recuerden al Gobierno que el jefe del Estado merece unas consideraciones acordes on su dignidad de representante de todos los españoles. El responsable es finalmente el actual presidente del Gobierno a quien debería acompañarle el jefe de la oposición, que personalmente creo está por la labor. Un debate que nos supo a gloria bendita y una bocanada de aire fresco que se ha abierto paso en una España enmarañada por los políticos desconsiderados. Ojalá hubiera muchos debates, como el actualmente glosado, por alguien como yo que como liberal siempre he creído en una república constitucional que en nada se parezca a la ignominiosa II República Española. Enhorabuena al presidente de la Fundación Independiente, el genial Aldo Olcese por esta iniciativa.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS