domingo, octubre 2, 2022
InicioCarpe diemSaludInversión en digitalización, la llave para un sanidad de calidad y eficiente

Inversión en digitalización, la llave para un sanidad de calidad y eficiente

La pandemia de la COVID-19 ha acelerado la extensión del mundo digital en todos los ámbitos de nuestros día a día, incluyendo la Sanidad. Durante este tiempo, el sistema sanitario se ha visto sobrepasado, no solo por el colapso de los centros hospitalarios, sino también por la saturación de las aplicaciones digitales. “Este es el motivo por el que es cada vez más necesario apostar por una digitalización sanitaria que permita mejorar la calidad de las gestiones y conseguir un sistema más eficiente en su totalidad”, destaca Toni Hidalgo, CEO de la consultora Higia Benchmarking, especializada en el análisis de indicadores útiles para la gestión clínica a través de su servicio Benchmarking Sanitario 3.0 (BS3)

La pandemia, incluso con la infinidad de dificultades y retos que trajo consigo, supuso el pistoletazo de salida para unas mejoras que ya se estaban gestando desde tiempo atrás y que, poco a poco, se iban aplicando en algunos centros españoles.

Los modelos estadísticos y el análisis de grandes bancos de datos gracias a la codificación hospitalaria, por ejemplo, han sido claves para que los profesionales sanitarios desarrollaran tratamientos efectivos, así como para conocer las incidencias en la población y aplicar medidas restrictivas”, revela Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, líder nacional en la prestación de servicios de codificación de altas hospitalarias.

Esta capacidad de resistencia y gestión de la digitalización por parte de los hospitales españoles será reconocida el próximo 29 de septiembre en la cuarta edición de los Premios BSH – Best Spanish Hospitals Awards®. Estos galardones, organizados por la consultora Higia Benchmarking y ASHO, congregaron a 122 hospitales, 65 de ellos públicos y 57 privados, en la edición pasada, celebrada en la ciudad de Sevilla.

Soluciones revolucionarias

Durante los últimos tiempos la tecnología ha avanzado a pasos agigantados. La implementación del 5G, una nueva generación de comunicación inalámbrica que revoluciona las redes de telefonía móvil, quizá sea una de las mayores innovaciones.

El sector sanitario puede ser uno de los ámbitos más beneficiados del 5G, en especial por su inmediatez. Gracias a ello, un cirujano podrá seguir operaciones a miles de kilómetros de distancia e impartir las oportunas instrucciones sin necesidad de estas presencialmente en el quirófano.

Otra de las grandes revoluciones ha sido la realidad virtual. Esta tecnología se usó sobre todo para formar a profesionales sanitarios en habilidades de asistencia en las unidades de cuidados intensivos durante la pandemia. Es una tecnología que permite explorar una UCI, acceder a las explicaciones sobre el material y tomar decisiones clínicas.

El avance de la telemedicina, además, ha supuesto también un gran soporte para reducir la presión hospitalaria vivida durante los meses pandémicos.

Esta experiencia puede ser clave para solucionar alguno de los problemas más importantes del sistema sanitario, como son las listas de espera”, afirma Carlos Sevillano, director comercial de ASHO. En esta misma línea, Isabel Sarabia, directora de metodología y documentación de BS3 en Higia Benchmarking, va más allá y asegura que la telemedicina debe ser una experiencia que persista de cara al futuro.

 

Planes de financiación estatales

En lo que respecta a inversión en el sector, el Gobierno de España cuenta con una Estrategia de Salud Digital, dotada con más de 700 millones de euros, que contribuirá al mantenimiento de un buen nivel de salud de la población española y a fortalecer el sistema sanitario público mediante la capacidad transformadora de las tecnologías digitales dirigidas a personas, profesionales de la salud, organizaciones proveedoras de servicios sanitarios y al resto de ámbitos relacionados.

Además, a través del PERTE de Salud de Vanguardia, España destinará más de 982 millones de euros al desarrollo e incorporación de productos, procedimientos innovadores y soluciones digitales que permitirán afrontar los nuevos retos sanitarios.

Esta es una transformación digital que debe ser armónica y coordinada, donde los fondos Next Generation y el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia jugarán un papel fundamental.

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS