martes, agosto 9, 2022
InicioCarpe diemLa presbicia o vista cansada llega antes por culpa de la pandemia

La presbicia o vista cansada llega antes por culpa de la pandemia

La pandemia, con el consabido confinamiento que padeció prácticamente toda la población del mundo, trajo consigo un visitante inesperado que, en muchos casos, ha llegado antes de lo previsto. En concreto, nos referimos a la presbicia o vista cansada.

Lo cierto es que este problema, que presentan prácticamente todas las personas mayores de 45 años en mayor o menor medida, ha cogido alas debido a un uso excesivo de las pantallas, ya sea por motivos de teletrabajo o por practicar un ocio básicamente digital.

 No en vano, cabe recordar que la visión de cerca se utilizó durante este periodo mucho más de lo habitual, e incluso ahora seguimos con esta tendencia, ya que el trabajo a distancia se ha impuesto en muchos ámbitos empresariales y hasta las reuniones se celebran a través de la pantalla. Esto ha ocasionado un mayor desgaste del músculo ciliar. Este último rodea al cristalino y es el responsable de la acomodación para la visión cercana que con el tiempo se va cansando y pierde parte de su capacidad.

 Lo cierto es que la presbicia la sufren 1.800 millones de personas en el mundo, como recoge el Informe Mundial de la Visión de la OMS. Y, por supuesto, es una cifra en constante expansión, como el Universo.

 Por lo tanto, que el cristalino pierda su capacidad para enfocar de cerca a partir de una cierta edad, sobre los 40 o 45 años, es un asunto que preocupa mucho, ya que tarde o temprano todos acabaremos alejando los productos del supermercado para poder leer bien el etiquetado o la fecha de caducidad.

 Tanto es así que la compra de gafas para solucionar este defecto está a la orden día, ya que es una solución económica y efectiva. Pero, eso sí, siempre que se adquieran en una óptica y estén  adaptadas a las necesidades de nuestros ojos. No obstante, también se le presta cada vez mayor atención a la operación para presbicia que nos permite despedirnos de la dependencia de las gafas o lentillas, al tiempo que nos ayuda a recuperar un  rango de visión completo.

 Debe quedar claro que, aunque la presbicia no se puede evitar, sí que es posible retrasar su aparición. Al respecto, los oftalmólogos recomiendan una serie de pautas. Las detallamos a continuación:

  • Relajar la musculatura que rodea al aparato ocular y efectuar pequeños círculos sobre la raíz interna de las cejas. A continuación, debemos extender el masaje hasta la parte externa.
  • Realizar círculos con la vista, cuanto más grandes mejor. Alternar, además, los dos sentidos e ir tanto a la izquierda como a la derecha.
  • Mirar la punta de la nariz y mantener la vista durante 10 o 15 segundos.
  • Practicar el control de la mirada tratando de dibujar el número ocho con los ojos en el suelo.

Sin duda, la vista cansada es un síntoma inequívoco de que los años pesan incluso en nuestros ojos. Por este motivo, debemos estar atentos a cualquier signo que nos revele que comenzamos a desarrollarla y que, en definitiva, conviene tomar medidas. No hacerlo nos causará molestias en nuestro día a día e incluso dolores de cabeza debido al continuo esfuerzo ocular.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS