martes, agosto 9, 2022
InicioCarpe diemLas zapatillas en las normas de vestir

Las zapatillas en las normas de vestir

Las zapatillas deportivas han ido evolucionando con el paso de los años y ahora tenemos una cantidad enorme de modelos, muchos de los cuales no sirven para hacer deporte y que están destinados a cuando queremos vestir más elegantemente.

De hecho, no es raro ver a gente salir de casa a eventos o fiestas, vestidos de manera más casual o elegante llevando unas zapatillas en lugar de unos zapatos.

Algunas de ellas se asemejan a los zapatos

Especialmente en el caso de las zapatillas de hombre, en el mercado ya tenemos bastantes que parecen zapatos por su parte externa, lo que ayudan a vestirlas cuando la ocasión requiere que seamos un poco más formales.

Aquellas personas que nos ven apenas notan la diferencia, pero nosotros sí que nos damos cuenta de ello, ya que nuestros pies están mucho más cómodos y transpiran mejor, algo que se agradece en las épocas de más calor.

También hay otras que se usan a la hora de vestir y que son más desenfadadas, con colores vivos adecuados para los más jóvenes o en el caso de los más mayores, cuando no tengan que ir de etiqueta a un evento.

Las normas sobre vestimenta se han relajado mucho

Los cambios en las zapatillas se combinan con que las normas de vestimenta se han relajado, por suerte para todos nosotros, puesto que cada vez se tiene más en cuenta la comodidad de las personas.

Esto está muy presente en el caso de las zapatillas de mujer, las cuales han servido para liberarlas de los tacones, que son de todo menos cómodos y saludables, puesto que provocan problemas muy serios en los pies como las heridas y también enfermedades en la espalda.

Ahora, ellas pueden ir en zapatillas más o menos elegantes, aunque es cierto que por la idea de que siempre tienen que llevar tacones hay menos variedad para ellas que para ellos.

Zapatillas de piel de serraje o cuero si queremos ser discretos

Aunque calzar unas zapatillas puede ser tan elegante como ponerse zapatos, siempre hay situaciones en las que conviene que estas no llamen demasiado la atención, por ejemplo cuando estamos trabajando o incluso si vamos a una comunión o a una boda.

En este caso, las zapatillas hechas en cuero vacuno serán nuestras aliadas, ya que hay que fijarse bien con el fin de poder ver que no son unos zapatos un tanto distintos al ser el exterior de piel y de un color discreto.

Lo mismo ocurre con las de piel de serraje, que pasarán desapercibidas si las escogemos en tonos oscuros, que además de ser más elegantes, harán ver a los demás que llevamos unos zapatos muy bonitos, a la vez que nosotros disfrutamos de la comodidad de unas deportivas.

Conforme pasan los años las normas en la vestimenta van cambiando, y ahora permiten que usemos zapatillas elegantes, de las cuales encontraremos decenas de modelos en el mercado, tanto con una estética más atrevida como con otra más discreta, con el fin de simular unos zapatos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS