viernes, agosto 19, 2022
InicioeconomiaLos cambios de la tarifa eléctrica regulada a la libre se duplicaron...

Los cambios de la tarifa eléctrica regulada a la libre se duplicaron en 2021

Según el informe de supervisión de los mercados minoristas de gas y electricidad, dado a conocer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en 2020 los clientes que se pasaron de la tarifa regulada al mercado libre fueron unos 575.000 y 660.000 en 2019.

Competencia ha señalado que en el segundo semestre de 2021 los precios en los mercados mayoristas de gas y electricidad registraron máximos históricos, con incrementos superiores al 200 % y su consiguiente repercusión en la factura de los consumidores, una subida que se ha intensificado en 2022 por la nueva escalada de los precios del gas en Europa por el conflicto bélico en Ucrania.

En octubre de 2021, alrededor del 60 % de los consumidores eléctricos disponían de un contrato de suministro a precio fijo (unos 18 millones del total de 29 millones que hay), lo que les permitió mantener los precios acordados hasta la fecha de revisión de sus contratos.

229 EUROS MÁS PARA EL CONSUMIDOR ELÉCTRICO CON TARIFA REGULADA

Por el contrario, un 40 % de los consumidores, que tenían contratos indexados al precio del mercado al contado o en tarifa regulada o PVPC, experimentaron un incremento del 45 % en el precio de la luz en 2021 (lo que supone 229 euros más que en 2020 para un consumidor medio).

En el caso del gas, el Gobierno limitó las subidas de la tarifa regulada o tarifa de último recurso (TUR), estableciendo un límite del 15 % para el incremento de la materia prima en las revisiones trimestrales de la TUR.

De esta manera, la TUR se situó entre un 40 % y un 100 % más barata que la oferta del mercado libre más económica disponible, según la CNMC.

También señala que los altos precios del mercado se han traducido en problemas de solvencia para algunos pequeños comercializadores de electricidad y gas.

44 COMERCIALIZADORAS ABANDONARON SU ACTIVIDAD EN 2021

En concreto, 44 abandonaron la actividad en 2021 -nueve por inhabilitación (incumplimiento de sus obligaciones de pago) y 35 por ceses voluntarios-.

Los 34.000 clientes afectados por estos abandonos mantuvieron garantizado el suministro, al ser traspasados a un comercializador de último recurso en tarifa regulada.

La CNMC aprobó a finales de 2021 una serie de modificaciones en los mecanismos de garantías para aliviar las cargas financieras de los comercializadores y proteger al sistema de los impagos.

En cuanto a la modificación de contratos, Competencia señala que muchos contratos de suministro incluyen una cláusula que habilita a los comercializadores a cambiar las condiciones ante la subida de los precios.

Algunos, ante los altos precios en el mercado, han optado por modificar unilateralmente sus condiciones, pero, según la CNMC, esta práctica no cumple con la obligación de información transparente sobre precios y condiciones, por lo que está supervisando dichas conductas.

Además, ha advertido a los comercializadores de que deben avisar de forma transparente y comprensible de cualquier intención de modificación y del derecho que tiene el cliente a rescindir el contrato sin coste alguno.

Además, ha aprobado una guía para aclarar los criterios que deben aplicar los comercializadores para informar a los consumidores de las modificaciones y revisiones de contratos.

Por otro lado, la CNMC hace un análisis del mercado minorista en 2020, año en que se llevaron a cabo restricciones a la movilidad para frenar la pandemia de la covid-19.

En 2020, la demanda en los sectores energéticos del gas natural y la electricidad se redujo como consecuencia del cese de gran parte de la actividad económica y social.

Ese año continuó la entrada de comercializadoras no vinculadas a los grupos tradicionales energéticos.

Según la CNMC, en el sector eléctrico estas empresas alcanzaron una cuota del 42 % y del 36 % en los segmentos pyme e industrial, respectivamente, con niveles de concentración cada vez más reducidos.

Por el contrario, en el sector doméstico las comercializadoras no vinculadas a los grupos tradicionales energéticos, aunque siguieron aumentando paulatinamente su cuota (18 % en 2020), el nivel de concentración se mantuvo elevado.

En el sector del gas, la cuota del principal grupo comercializador volvió a reducirse un año más hasta situarse en el 22 %.

Destacó el reducido nivel de concentración en el segmento industrial, manteniéndose, al igual que en el sector eléctrico, un elevado nivel de concentración en el segmento doméstico comercial. EFE

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS