domingo, agosto 14, 2022
InicioComunicadosTarimas flotantes, laminadas o vinílicas: cuál es mejor

Tarimas flotantes, laminadas o vinílicas: cuál es mejor

El suelo es uno de los elementos que necesita ser más pensado en cualquier casa u oficina. Es una de las zonas que más desgaste sufre precisamente por las pisadas y trasiego de gente. Y de ahí que, una vez se plantea su cambio, entren las dudas. ¿Por qué apostar por las tarimas? Por la…
Tarimas flotantes, laminadas o vinílicas: cuál es mejor

El suelo es uno de los elementos que necesita ser más pensado en cualquier casa u oficina.

Es una de las zonas que más desgaste sufre precisamente por las pisadas y trasiego de gente. Y de ahí que, una vez se plantea su cambio, entren las dudas.

¿Por qué apostar por las tarimas? Por la sensación de calidez que ofrecen. Es cierto que, según en qué espacios, es más útil tener otro tipo de materiales. Sin embargo, conociendo esto, los fabricantes de tarima se han esforzado en sacar al mercado materiales y fórmulas de instalación que de verdad puedan competir con otras opciones como el porcelánico.

Entonces, ¿qué diferencias hay y cuál elegir? Paso a paso.

Las tarimas flotantes han sido el paso adelante de las instalaciones de parquet. La realidad es que la diferencia entre una y otra tiene mucho que ver con el propio encolado y la forma de instalación. Por el resto, hablar de uno u otro sería el mismo porque la parte de la madera tiene una composición (una sola pieza o ciertas capas específicas que atesoran la madera), sino igual, casi igual. Entre ambos, para que el usuario lo entienda, el ruido. Mientras que una tarima flotante puede hacer cierto ruido al ser pisada, el parqué, no por estar encolado directamente al suelo.

En el caso de la tarima laminada, estamos hablando de otro tipo de material hecho a base de láminas donde, la superior, está pensada para evitar un desgaste rápido. Actualmente es una de las opciones más demandadas por su precio, bastante inferior a las flotantes y parqués y que, además, gracias a la respuesta de fabricantes, apenas perceptible la diferencia visual.

La tarima es una madera natural mientras que el laminado, en realidad, lo imita. Es la forma de que quien se plantea el cambio, pueda entenderlo de forma rápida.

«Actualmente hay una tercera rama que es la que recomendamos a quienes apuestan por dar ese contraste de suelo de madera tan tendencia en cocinas y baños. Se trata de la tarima vinílica. Las imitaciones de madera que hay en catálogo están muy conseguidas y, sin embargo, cuentan con lo necesario para que la humedad y grasa no sea un problema para la madera» explican desde Acron Tarimas e Instalaciones.

También hay que tener en cuenta el mantenimiento, mientras que el parqué necesita de cierto cuidado, la opción de tarima laminada y vinílica realmente son mucho más sufridas y permiten más productos sin tener problemas.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS