martes, septiembre 27, 2022
IniciosociedadVivir y trabajar en Andorra: Lo que se debe saber antes de...

Vivir y trabajar en Andorra: Lo que se debe saber antes de mudarse

De tal manera que antes de pensar en la mudanza, es prudente conocer los pormenores para tomar decisiones más acertadas.

Sobre Andorra

Una de las razones, si acaso no la primera, de que muchas personas de España o Francia quieran mudarse a Andorra es la cercanía y lo poco que representa el país en cuanto a dimensiones geográficas -menos de 500 kilómetros cuadrados-. Por tanto, estar en Andorra no implica ni remotamente estar lejos de España, y menos en la actualidad, donde las rutas directas por vía aérea han sido inauguradas.

Pero, además, una de las razones más interesantes está en materia económica. Por un lado, la media de salarios mínimos y promedios mensuales es un poco más elevada con respecto a otros países de la región, su tasa de empleo siempre oscila en el 80% y sus impuestos, sobre todo a empresas y profesionales autónomos, es de los más bajos del continente, sin tener que ser un paraíso fiscal.

Son precisamente las razones económicas las que llevan a muchos usuarios a pensar en emigrar a Andorra. Hacerlo implica más que conocer el clima, la cultura y si su selección de fútbol es buena, sino más bien acudir a sitios como AndorraLive donde toman en cuenta toda la información relevante para dar el paso.

Lo primordial: el lugar para vivir

En Andorra, la calidad de vida no difiere mucho dependiendo de la parroquia en la que las personas decidan establecerse. Por tanto, ni los servicios, ni el transporte, ni la calidad de las escuelas, ni mucho menos el clima se verán afectados. Por eso, cualquier persona que piense en mudarse a Andorra no tendrá muchos problemas para elegir qué lugar le conviene para hacer tal o cual cosa, ya que en general todo queda cerca y, si no, siempre se podrá elegir de acuerdo a dónde se piensa trabajar o establecer una empresa, si se quiere hacer de esa manera.

La elección, en todo caso, dependerá de la disponibilidad inmobiliaria. Si bien Andorra ha sufrido un desarrollo inmobiliario notorio en las últimas 2 décadas, su fuerte está en la industria turística -recibe más de 8 millones de turistas por año, a pesar de que solo residen allí menos de 80.000 personas- y los proyectos inmobiliarios suelen girar en esa dirección.

No obstante, en la actualidad los proyectos inmobiliarios de urbanismos unifamiliares están al alza, aprovechando las características climáticas y de los terrenos, por lo que puede ser de utilidad optar por la compra en esta clase de sitios, que gracias a las limitaciones geográficas y a su ubicación estratégica, lo más sensato es que aumenten de valor enormemente. Si se piensa trabajar desde el primer momento y lo que se ahorrará en impuestos y demás gastos puede compensarse por otros medios, el alquiler siempre será una buena decisión y es uno de los mercados más dinámicos de Andorra en la actualidad.

Emprender en Andorra

Andorra se ha convertido rápidamente en el destino predilecto de muchos emprendedores españoles. Sobre todo los que trabajan en condición de autónomos.

Las razones son evidentes, puesto que el proceso para abrir una empresa o darse de alta tomará menos de 1 semana, y los importes para iniciar una sociedad mercantil o registrarse como un emprendimiento parten desde los 3.000 euros, siendo además un incentivo el hecho de que en Andorra se evita la doble imposición internacional, aunado al hecho notorio de que el impuesto de sociedades (10% máximo), el IGI -equivalente al IVA, 4,5%- y el IRPF no superarán nunca el 10%, lo que puede ser rentable para todos los emprendedores y hasta empresarios en la mayoría de las situaciones.

Además, como ya se decía antes, Andorra está a menos de 2 horas de vuelo con respecto a las principales ciudades españolas y francesas, de manera que siempre se podrán mantener negocios físicos con estos países, aparte del impulso de los canales digitales, donde Andorra y su infraestructura tecnológica también tienen mucho que aportar.

Cuentas bancarias en Andorra

Con el tiempo, tener cuentas bancarias en todos los países a los que se viaja ha sido un factor que ha ido perdiendo relevancia, ya que muchas entidades digitales permiten la utilización de sus productos sin importar la situación geográfica. Pero viajar y emigrar son dos cosas totalmente distintas, y al asentarse en un nuevo país, es elemental tener una cuenta bancaria; mucho más si se utilizará para fines profesionales.

Si bien el sistema bancario andorrano tiene pocos actores -la cantidad de potenciales clientes limita la competitividad-, su sistema bancario está entre los mejores del continente en seguridad, solvencia, estabilidad y calidad de servicio, aparte de representar un 20% del PIB del país, demostrando lo importante que es para el país.

En el caso de que se elijan bien los productos, todos los beneficiados pueden aprovechar la compatibilidad que ofrecen con las inversiones y los préstamos:

  • Financiación: las hipotecas suelen ser competitivas y su plazo mayor es de 25 años. Hay beneficios adicionales para quienes amortizan con la inicial y, por supuesto, el precio medio de los inmuebles es menor al de sus países vecinos. Aparte de ello, la financiación para fines corporativos es de las más competitivas de esta región de Europa.
  • Inversiones: todos los productos bancarios de Andorra son compatibles con las inversiones en fondos, en bonos gubernamentales, en la bolsa a través de intermediarios -brokers-, y prácticamente no se limita la experiencia de inversión a la que los usuarios puedan acceder.

Estas últimas razones dan todavía más sentido a los usuarios que busquen emigrar a Andorra, porque el trabajo y la inversión estarán mucho menos desgravados fiscalmente, de manera que incluso trabajando con la misma capacidad y ganancias, los resultados serán mejores.

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS