jueves, octubre 6, 2022
InicioLas voces de EstrellaHistorias de mi vida liberal

Historias de mi vida liberal

Campaña por los mares y océanos, plástico y basuras. Referéndums son libertad. La ONU celebra su 75 aniversario. Las guerras de África. Sociedad Civil y regeneración de España

Los promotores del proyecto denominado Plastic Free Waters son los miles de miembros de la International Yachting Fellowship of Rotarians de los 5 continentes, apasionados por la navegación de lagos, ríos y mares por todo el planeta y preocupados por las condiciones de las aguas en las que realizan sus actividades. ocupaciones. El año pasado, IYFR formó una Fuerza de Tarea combinada para combatir la contaminación causada por los desechos plásticos. Es una operación compleja que ve las tres áreas en que dividimos el mundo, IYFR en acción bajo los auspicios del comodoro internacional IYFR Robert Burns. Cada área tiene su propia organización, pero el plan estratégico es único, como lo es la Coordinación de la Operación PFW confiada al PIC Sergio Santi.

    El Puente de Mando del Proyecto (Comité Directivo) está formado por seis miembros o mariners, como les gusta definirse, del IYFR, constantemente asistidos por un personal compuesto por científicos, técnicos, químicos, expertos legales, industriales y marinos. Sus experiencias personales y profesionales son muy diferentes, pero todos están muy preocupados por el tamaño y el peligro para las aguas del planeta de la contaminación por desechos plásticos. De ahí el deseo común de contribuir a la transición a un mundo donde el uso del plástico está contenido de manera responsable, y donde su desperdicio ya no representa una amenaza para toda la humanidad. Sergio Santi (Coordinador internacional), Franz Muller, (comunicador y coordinador técnico) Sandro D’Onofrio (Secretario General), Carlo d’Amore (España) Área 1 Commodore, Europa, Medio Oriente, África, Angie Mesistrano (Argentina) Área 2 Commodore 2, Norte, Centro, Sudamérica Jun Avecilla (Filipinas) Área 3 PIC, Lejano Oriente, Océano Índico y Pacífico y yo personalmente asumo la coordinación para la península ibérica

     El plástico es un material prácticamente inexpugnable durante siglos y, por lo tanto, los desechos plásticos pueden permanecer indefinidamente en el medio ambiente: Se producen 1 millón de toneladas de plástico todos los días y gran parte se dispersa en el ambiente que ahora está lleno de él, visible cuando es tan grande como las botellas, invisibles si están en pequeños trozos o filamentos. El no recolectado, debido a la inconsciencia y la negligencia, termina en los ríos y, por lo tanto, en el mar: El que flota, forma aglomeraciones mefíticas en los mares y océanos; el que va al fondo, cubre el fondo marino y los sofoca. Ahora se ha establecido que en unos años el peso del plástico en el mar será mayor que el de todos los peces que los habitan.

A menudo, los peces y los animales marinos lo confunden con comida y se la comen, llenando el estómago. Mueren de hambre. Pero también comemos pescado, y el plástico que contienen: aún no se ha comprobado cómo nos perjudica, pero los aditivos y plastificantes contenidos son ciertamente tóxicos.

     Enormes cantidades de objetos plásticos (envases industriales, botellas, envases, películas) se producen y usan todos los días, lo que creemos que son muy baratos y, por lo tanto, alimentan a los «desechables», pero en realidad los costos de no recogerlos son devastadores para el vida del mundo, e incluso si somos activos con la recolección y el reciclaje por separado (que cubren solo el 13% de los desechos), en la mayor parte del mundo esto no sucede e incluso se descarga directamente en las aguas; Los desechos cubren primero los ríos y luego el mar. El daño causado es irreversible.

   Las imágenes de las víctimas inútiles de redes plásticas perdidas o abandonadas voluntariamente, de ríos, playas y del fondo marino sumergido por desechos plásticos son frecuentes en los medios y muestran el daño a las actividades turísticas, a la pesca, a la navegación, a la vida marina, así como a nosotros mismos, y dar una idea clara de los costos directos e indirectos relativos.

Debemos poner fin a esta trágica secuencia si queremos salvar los océanos, la tierra y a nosotros mismos. Nuestro Ecosistema está en peligro de asfixia.

En octubre 2020: Según el diccionario de la Lengua de la RAE :Del fr. référendum, y este del lat. referéndum ‘lo que ha de ser consultado’, n. del gerundivo de referre ‘consultar’. m. Procedimiento por el que se someten al voto popular leyes o decisiones políticas con carácter decisorio o consultivo. Según la Constitución Española de 1978 en su artículo 92. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.

     Es decir, que estamos atados al legislativo, en momentos sumamente decisivos para España, en que precisamente, el problema es de gestión, entregada totalmente a los partidos políticos de una coalición social comunista, en plena pandemia, perdidas nuestras libertades por una interpretación maliciosa del Gobierno, en la que, seguramente a todos los españoles, les gustaría expresarse, como lo hacen algunos a través de las redes de comunicación social, sobre temas tan trascendentes como pueden ser: La formas de elección de la cúpula de la judicatura, o la eutanasia, o la presencia de partidos independentistas, o los impuestos, o la doctrina económica dominante o el  Salario mínimo o el Ingreso Mínimo vital y especialmente hoy los confinamientos y la alarma social, y tantos y tantos temas que son sujeto de leyes, que en forma autoritaria son promulgadas por el gobierno, especialmente en forma de decretos ley, formula antidemocrática, que impide a los españoles opinar sobre temas que conciernen a sus vidas , sus familias, sus empresas y su actividades, convertidos en borregos, mientras vemos con envidia, como los suizos someten a referéndum la menor de las decisiones, que conciernan a la población,

      Por ello, propongo que el acceso al referéndum, pueda serlo directamente desde la Junta electoral, a través de la reunión de un número determinado de firmas, medio millón por ejemplo, que nos permita expresarnos, ya que el  actual sistema de partidos políticos no solo no lo hace, sino que en todos los casos se somete a pactos, que necesitando de votos suficientes en el parlamento, o bien se chantajean o bien se compran, a través de incorporar especialmente a aquellos que lo que quieren es la destrucción de España, caso cuyo; el tema de la cúpula judicial en la que se acusa al PP de no hacer política de Estado, por no querer pactar con el partido socialista, es evidente cual sería el resultado tan diferente de un referéndum sobre el tema, si deban ser los partidos políticos a través del parlamento, quien los nombre o si deben ser los propios jueces, quienes elijan sus cupulas libremente,

    Es verdaderamente increíble, que los españoles en un referéndum acepten temas tales como el separatismo, o el sistema marxista que nos conduce a ser un país bananero, o una republica estilo venezolano, como lo pretende, nada menos que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, y sus Unidas Podemos. Es evidente que con el actual sistema de castas, la voz del pueblo no tiene ocasión de expresarse a través de los actuales partidos políticos, mientras que en un referéndum reluciría la verdad y nuestras ansias de libertad, truncadas por políticas perniciosas, fruto de la descomposición de las ultimas etapas de la Transición, especialmente desde el Gobierno Zapatero, nacido nada menos que de los atentados de Atocha del 11M, a su vez por el error “tremendo error” de Mariano Rajoy que en vez de convocar elecciones y dimitir se sometió a la crisis de confianza, que ganó el llamado Gobierno Frankestein , con Pedro Sánchez a la cabeza, recolectando hasta el último voto posible, especialmente los del PNV. Que provocó el vuelco del Gobierno y el actual caos, por el pánico a la pandemia del Covid 19, que está arruinando nuestra economía, aunque bien es cierto que en esa trampa han caído, casi todos los gobiernos occidentales.

     Según un analista a quien no conozco, pero con el que coincido en ciertas valoraciones: Algunos creen que en España hay socialdemócratas, conservadores o liberales, se equivocan. El Estado Español es una estructura de saqueo y expolio a las clases medias, con un sistema impositivo cuyo único objetivo es desposeer en todo lo posible a la parte productiva de la sociedad. Esas clases privilegiadas: partidos políticos, sindicatos, altos funcionarios y algunas grandes empresas, tienen por objeto maximizar el expolio mientras que se desprecia y se subestima el propio sistema productivo. Se desprecia al empresario de éxito, se entorpece la innovación y se impone un esquema de valores en que el enriquecimiento honrado es moralmente despreciable.

       A todo esto hay que añadir un cuarto poder que en la práctica no es más que un formidable aparato propagandístico de una clase en que el sentido crítico, el análisis imparcial y la objetividad han desaparecido por completo, mientras toma su parte de los presupuestos públicos, endeudamiento progresivo, retroceso de nuestro país en todos los órdenes, España va alejándose poco a poco de los niveles de renta, de los cinco grandes de la Unión Europea La corrupción y la mala gestión se ve a simple vista si sabes mirar. La carestía de la vivienda, la alta factura de la electricidad, la falta de oportunidades, la inflación de leyes, la pesada burocracia, la poca innovación o los salarios bajos son fruto del saqueo. El deterioro de ‘el contrato social’ es ya clamoroso. No existe ya igualdad frente a la ley, protección de la propiedad privada, ni presunción de inocencia.

     La ecología, la desigualdad, el feminismo, las acusaciones de fascismo,… no son más que cortinas de humo que intentan generar una respuesta emocional y, por tanto, irracional. El análisis racional ha sido totalmente desterrado, ni un solo intelectual tiene hueco ya en los medios. Si queremos encontrar un modelo o algo similar a la España actual, solamente hay que mirar a Argentina. Si no estuviéramos en el euro los niveles de inflación serían galopantes. Y estaríamos, estamos en quiebra. El Gobierno se agarra como a un clavo ardiendo, a los 140.000 millones prometidos por la Unión Europea, ¿qué es eso a largo plazo sino más deuda?. Un Referéndum refrescaría el aire viciado de este sistema clientelar y nos daría la libertad de la que carecemos actualmente.

Asistí en Noviembre a un Seminario web del club de Roma, donde se habló del problema de la multilateralidad, que el Presidente Trump había puesto en duda y que hoy la elección de Joe Biden, puede que cambie completamente el concepto, volviendo a la antigua diplomacia que era muy beneficiosa a los USA. Además, el martes pasado organizado por el Presidente Sánchez se celebro en Madrid un acto recordatorio del 75 aniversario que a pesar de estar presidido por el Rey, apenas un decena de países se sumó a la iniciativa Sánchez bajo el lema “un multilateralismo reforzado”. Lamentable fracaso de la diplomacia española

   Paz, Dignidad e Igualdad en un planeta sano es la divisa de la ONU. He acudido a distintas publicaciones de la ONU para reproducir sus objetivos a fin de difundir sus planteamientos. Este año 2020 las Naciones Unidas celebraron su aniversario con un anuncio especial previo del Secretario General: “Este Día de las Naciones Unidas también marca el comienzo de nuestras actividades para celebrar el 75º aniversario de las Naciones Unidas. En enero 2020 iniciaremos la mayor conversación mundial de la historia sobre el papel que cumple la cooperación internacional en la construcción del futuro que queremos”.

   El anuncio suscitó interés a nivel mundial: distintas personalidades influyentes, líderes políticos, organizaciones juveniles, ONGs, centros de estudio y otros agentes de todo el mundo empezaron a difundir los materiales de ONU75 en nueve idiomas. Las publicaciones en los medios sociales etiquetadas con #ONU75 llegaron a millones de personas en distintos puntos del planeta, y medios de comunicación mundiales han publicado artículos destacando la iniciativa.

ONU75, desde enero de 2020, ha organizado diversidad de actos para difundir el multilateralismo, especialmente, porque ahora Las Naciones Unidas celebran su 75º aniversario en un momento en el que el mundo atraviesa grandes trastornos, agravados por una crisis sanitaria mundial sin precedentes que acarrea graves repercusiones económicas y sociales. ¿Saldremos más fuertes y mejor preparados para trabajar juntos? ¿O crecerán la desconfianza y el aislamiento? El año 2020 debe ser un año de diálogo, en el que, como familia humana, nos reunamos para hablar sobre nuestras prioridades y sobre la forma de construir un futuro mejor para todos.

 La enfermedad por coronavirus (COVID-19) nos recuerda con crudeza la necesidad de cooperar más allá de las fronteras, los sectores y las generaciones. Nuestra respuesta determinará la rapidez con que se recupere el mundo, el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la forma en que manejemos los desafíos apremiantes: desde la crisis climática hasta las pandemias, pasando por las desigualdades, las nuevas formas de violencia y los cambios rápidos en la tecnología y en nuestras poblaciones.

Sin embargo, el apoyo a la cooperación mundial flaquea justo cuando necesitamos más que nunca una acción colectiva. En muchos países, la confianza pública en las instituciones tradicionales se debilita y las relaciones entre los países están bajo presión. ¿Servirá esta pandemia para unir al mundo? ¿O llevará a una mayor desconfianza? El diálogo, y la acción, a nivel mundial son ahora más urgentes que nunca.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), o simplemente las Naciones Unidas (NN. UU.), es la mayor organización internacional existente. Se creó para mantener la paz y seguridad internacionales, fomentar relaciones de amistad entre las naciones, lograr la cooperación internacional para solucionar problemas globales y servir de centro que armonice las acciones de las naciones.​ Su sede está en Nueva York (Estados Unidos) y está sujeta a un régimen de extraterritorialidad. También tiene oficinas en Ginebra (Suiza), Nairobi (Kenia) y Viena (Austria).

La ONU se rige por la Carta de las Naciones Unidas, que entró en vigor el 24 de octubre de 1945 y se firmó el 25 de junio del mismo año en la ciudad estadounidense de San Francisco, por 51 países, pocos meses antes del final de la Segunda Guerra Mundial.​ En el preámbulo de la Carta se mencionan explícitamente las dos guerras mundiales.​

La ONU se financia por las contribuciones voluntarias de los Estados miembros. Sus principales objetivos son garantizar el cumplimiento del derecho internacional, el mantenimiento de la paz internacional, la promoción y protección de los derechos humanos, lograr el desarrollo sostenible de las naciones y la cooperación internacional en asuntos económicos, sociales, culturales y humanitarios.

193 estados miembros de las Naciones Unidas​ y otros organismos vinculados deliberan y deciden acerca de temas significativos y administrativos en reuniones periódicas celebradas durante el año. Los principales órganos de la ONU son la Asamblea General, el Consejo de Seguridad, el Consejo Económico y Social, la Secretaría General, el Consejo de Administración Fiduciaria y la Corte Internacional de Justicia.

La figura pública principal de la ONU es el secretario general. El actual es António Guterres de Portugal, que asumió el puesto el 1 de enero de 2017, reemplazando a Ban Ki-moon. Los idiomas oficiales de la ONU son seis: árabe, chino mandarín, español, francés, inglés y ruso.

  Dada la importancia que tiene la reconversión multilateral económica, previsible con el nuevo presidente Joe Biden, haríamos bien, en conseguir para nuestros objetivos en la ONU, desplegar una mayor eficacia diplomática en conseguir una mejor y mayor asistencia de los 193 actuales miembros, en vez de la escasa decena, de los que solo seis fueron jefes de Estado, el resto, ministros de exteriores y además con una presencia exclusivamente telemática.  Eso si. las más altas autoridades de España asistieron a la clausura por el Rey en el palacio del Pardo.

El actual conflicto, por el mar de Canarias, me ha hecho escribir, sobre unas guerras que fueron la base del conflicto sistemático con Marruecos hasta hoy, después de la descolonización del territorio del Marruecos español, salvo Ceuta y Melilla, perder el Sahara e Ifni con  la marcha verde y el intento fracasado de ocupación del islote de Perejil.

 La Guerra de África o Primera Guerra de Marruecos, fue el conflicto bélico que enfrentó a España con el sultanato de Marruecos entre 1859 y 1860, durante el período de los Gobiernos de la Unión Liberal, del reinado de Isabel II. Cuando en agosto de 1859, un grupo de rifeños atacó a un destacamento español que custodiaba las reparaciones en diversos fortines de Ceuta, Leopoldo O’Donnell, presidente del Gobierno en aquel momento, exigió al sultán de Marruecos un castigo ejemplar para los agresores. Sin embargo, esto no sucedió.

     Entonces el gobierno español decidió invadir el sultanato de Marruecos con el pretexto del «ultraje inferido al pabellón español por las hordas salvajes» cercanas a Ceuta. La guerra, que duró cuatro meses, se inició en diciembre de 1859 cuando el ejército desembarcado en Ceuta el mes anterior comenzó la invasión del sultanato de Marruecos. A pesar de ello se sucedieron las victorias en las batallas de los Castillejos, donde destacó el general Juan Prim, lo que le valió el título de marqués de los Castillejos (Así se llamaba también el campamento militar donde cumplí con la patria, ya que estaba cerca de Reus, lugar de nacimiento de Prim), la de Tetuán, ciudad que fue tomada el 6 de febrero de 1860 y que le valió a O’Donnell el título de duque de Tetuán y la de Wad Ras del 23 de marzo que despejó el camino hacia Tánger. El 23 de marzo se produjo la batalla de Wad-Ras en la que venció el ejército español y forzó la petición de paz del comandante marroquí Muley Abbás.

      Tras un armisticio de 32 días, se firmó el Tratado de Wad-Ras (en Tetuán) el 26 de abril, en el que se declaraba a España vencedora de la guerra y a Marruecos perdedor y único culpable de esta. El acuerdo estipuló que España poseería los territorios de Ceuta y Melilla a perpetuidad. Marruecos reconocía la soberanía de España sobre las islas Chafarinas. España recibía el pequeño territorio de Santa Cruz de Mar Pequeña  lo que más tarde sería Sidi Ifni, para establecer una pesquería.

       La Guerra del Rif, también llamada la Segunda Guerra de Marruecos o, simplemente, Guerra de África, fue el segundo  enfrentamiento originado por la sublevación de las tribus del Rif,  región muy montañosa del norte marroquí, de nuestra influencia, contra las autoridades coloniales española y francesa, concretada en los Tratados de Tetuán (1860), Madrid (1880) y Algeciras (1906), completado este con el de Fez (1912), que delimitaron los protectorados español y francés, cuya vida administrativa y geográfica se inició en 1907, conflicto en que participaron también tropas francesas, pese a haber afectado principalmente a las tropas españolas. En 1921, las tropas españolas sufrieron un grave desastre en Annual, debido a la incapacidad del General Silvestre apoyado por Alfonso XII, en una rebelión acaudillada por el líder rifeño Abd el-Krim. Los españoles se retiraron a unas cuantas posiciones fortificadas, mientras Abd el-Krim llegó a crear todo un Estado independiente: la República del Rif.

      Esta guerra se resolvió con el desembarco de Alhucemas por Primo de Rivera, pero dejó un profundo recuerdo tanto en España como en Marruecos. Tras la independencia de Marruecos en 1956, todavía tuvo lugar una revuelta rifeña contra el sultán, secuela del anterior conflicto armado.

       Annual, y la muerte de más de diez mil españoles, masacrados por los rifeños, son un trauma que no he logrado superar, por demostrar la ineficacia sistemática de nuestros gobiernos, en el concierto internacional. Nuestra, no participación, en ninguna de las dos guerras mundiales, nuestra propia guerra civil y la incapacidad de fondo del pueblo español por entrar en la guerra de Irak propuesta por Aznar, y origen de la perdida de las elecciones por Mariano Rajoy en 2004, hacen olvidar las gestas del Imperio español, desde los Reyes Católicos, hasta fines del S. XIX. 1898 con la perdida de las ultimas colonias de Cuba, Filipinas y Puerto Rico nos sumió en una depresión de la que todavía no hemos levantado cabeza, aunque la Transición nos ha devuelto parte del orgullo perdido.

       En Estados Unidos no se acuerdan de la guerra con España en 1898. Lo más viejo tiene diez años», reza una de las citas más populares del humorista Woody Allen. Pero lo cierto es que la leyenda negra contra todo lo español estuvo presente hasta bien avanzado el siglo XX –cuando otros enemigos ocuparon el interés americano– por culpa precisamente de la guerra de 1898. El desastre militar protagonizado por los escombros del Imperio español, frente a la emergente armada americana, estuvo firmemente secundado por una campaña propagandística, que renovó a nivel mundial la mala imagen de los españoles, y de su leyenda negra, especialmente en Flandes y en el mundo protestante.

     Hoy, hace meses que el Rif marroquí se encuentra en plena ebullición. Una revuelta encarnada por el Hirak, que enarbola legítimas reivindicaciones de orden político, económico, social y cultural sobre un trasfondo identitario, que amenaza con extenderse más allá de la provincia de Alhucemas, dejando en evidencia las lagunas del proceso de transición política en Marruecos, desde que el 28 de octubre de 2016 un joven vendedor de pescado, Mouhcine Fikri, falleciera triturado en un camión de basura mientras intentaba recuperar la mercancía que la policía acababa de confiscarle. Los militantes del Hirak reclaman la supresión del “bloqueo económico” y el fin la “corrupción generalizada” en aras de promover el despegue económico del Rif. La marginalización económica de la región está provocada por la política de Hasán II, que tras liderar una violenta represión a finales de los 50, nunca volvió a visitar la zona durante su reinado.

       A pesar de los intentos de Mohamed VI de reconciliarse con el Rif, lo cierto es que las condiciones socioeconómicas, no han cesado de degradarse, estimándose que la tasa de paro es superior al 25% (frente a apenas el 10% en el resto del país), siendo especialmente acusada entre los jóvenes, donde el desempleo rebasa el 40%.Nadie encarna mejor el Hirak que su líder, Naser Zefzafi, un joven sin apenas formación que desarrolló diferentes trabajos, como el de portero en un bar, antes de multiplicar sus intervenciones públicas, tanto en las calles de Alhucemas como a través de las redes sociales, hasta convertirse en el símbolo de la revuelta. . Las críticas que dirige hacia la monarquía, corrosivas a la larga, han hecho encolerizar al entorno real y de ahí el envío de un contingente desproporcionado de fuerzas del orden a la región y los arrestos”.

    “Todos somos Zefzafi” se ha convertido desde su detención en uno de los lemas del movimiento, cuya cara más visible desde entonces es Nawal ben Aissa, ama de casa de 38 años y madre de cuatro niños. Ojo con los rifeños que mataron a varios miles de españoles en Annual, mientras desfilaban a paso de marcha, hacia Melilla en retirada. 

     La Legión Española y el desembarco de Alhucemas nos hicieron triunfar para quedarnos con lo más pobre y actualmente con el quebradero de cabeza que son Ceuta y Melilla, Tierras de España en el Norte Marroquí.

            Lo he intentado diversas veces, y la verdad es que no he conseguido animarme a narrar, la odisea de los soldados en Annual, pues se trata de auténticos héroes, asesinados por los rifeños mientras se retiraban a paso de desfile, masacrados desde las laderas del valle y sin que sus jefes, en el colmo del desorden, fueran capaces de ordenar un contraataque. Probablemente hubieran muerto igual, pero no sin presentar batalla.

     Al final fue la desbandada, y la persecución y masacre de los pequeños grupos que intentaban llegar a Melilla, a la que corrió la noticia de la victoria rifeña, y tanto las cábilas, como parte de las fuerzas marroquíes al servicio de España, se sumaron a la guerra santa proclamada por Abd el-Krim. Ninguna ayuda llegó desde Melilla, situada a unos 40 km, y así las pocas unidades que aún conservaban la disciplina, se vieron obligadas a retirarse bajo el constante acoso enemigo hasta Melilla. Se produjo una espantosa huida, en la que los rifeños asesinaron y torturaron a los heridos, enfermos y a la población civil dejada atrás. Las guarniciones de las posiciones fueron muertas tras duros combates.

      Lograron escapar vivos los defensores de Afrau, rescatados por la Armada y el destacamento de Metalsa, que logró llegar a las posiciones francesas de Hassi Ouzenga tras perder dos terceras partes de sus efectivos. En Dar Quebdana, el comandante pactó la rendición, pero en cuanto ésta tuvo lugar él y sus hombres fueron descuartizados. Tan terrible derrota se saldó, según el Informe Picasso con 13.363 muertos (10.973 españoles y 2.390 indígenas), por sólo 1.000 rifeños.

        Nunca pude, ponerme a escribir una novela, sobre este tema que me apasionaba, ya desde mi infancia. Tengo las medallas de África de mis dos abuelos y eso es mucho para mí. Algún día lo intentaré.

La solidaridad de las empresas mejora su resiliencia y su éxito en el mercado. En diciembre, hace ya más de 50 años escribía yo en la revista Marketing Actualidad un artículo titulado “¿Ha muerto el marketing?”, lo que no dejaba de ser una paradoja, pues fue alrededor de esas fechas, que se empezaba a hablar de Marketing en España, cuando creé la Asociación Española de Marketing y asistía regularmente a los congresos de ESOMAR (Asociación europea de Estudios de Mercado y Marketing) que se celebraban en distintas ciudades europeas, aprovechando para tomarme vacaciones, viajando en mi coche, con mi esposa Rosario y de paso haciendo turismo.

¿Qué quería yo decir? Con ese exabrupto, simplemente que dada mi condición de psicólogo social, no podían ni debían las empresas utilizar el marketing, solo para vender más, sino que tenían no solo que adaptarse a las necesidades del consumidor o usuario, sino que tenían que aportar valor a la sociedad que representaba su mercado, a esto le llamé Filosofía de Sociomercados, en los sesenta y que más tarde cambié por el nombre de Marketing Social, en los 90 publicando un libro que describía no solo lo que era el marketing social, sino que presentaba 23 casos de éxito, en los que la empresa se dirigía a la sociedad, basando sus acciones de marketing en temas de interés publico o social, fue por esos años en los que conocí a Philip Kotler que había publicado un libro sobre Social Marketing desde su casa en Evanston  Illinois cerca de Chicago, donde me invito a cenar, después de una previa en Madrid con grandes empresarios, él había vendido más de un millón de libros, en cambio el mío no llegaron a los cien mil, pero fue libro de texto de todas las universidades iberoamericanas que tenían asignaturas de Marketing. Kotler me reconoció que yo tenia más experiencia que él,

   Años después apareció el concepto en los 2000 que yo había querido explicitar, se le llamó Responsabilidad Social Corporativa, especialmente por un buen amigo, Aldo Olcese, actual presidente de la fundación Independiente con la que colaboro.

    En un entorno globalizado, interdependiente y en constante cambio no solo compiten los productos y servicios que desarrollan las empresas, sino también los modelos de negocio. El éxito empresarial no puede seguir sustentándose en bases tradicionales, y las empresas deben asumir un proceso de permanente renovación de su estrategia y ofrecer nuevas respuestas a las necesidades y exigencias de la sociedad bajo el marco que formula el concepto de “desarrollo sostenible”. La responsabilidad social empresarial, y la resiliencia se presentan como herramientas complementarias para construir un nuevo tipo de empresa orientada a la creación de valor sostenible, en relación con su capacidad de perdurar en el tiempo y de crear a la vez valor económico, social y ambiental.

     Parece que la Covid 19, ha hecho ahondar estos conceptos de servicio a la Sociedad a  lo que se llama Clima Social Positivo, lo que en realidad, ya en los 60 llamábamos Relaciones Públicas, para distinguirlas de la intención de vender, y que ahora da extrema importancia al respeto a la Naturaleza por parte de las empresas, no solo en sus acciones exteriores, incluido el sistema financiero, de forma que las corporaciones comprometidas con el medio ambiente, reciben el respaldo de inversores y consumidores, especialmente en Europa, en la que Ursula Von der Leyen ha declarado: «El Pacto Verde Europeo es nuestra nueva estrategia de crecimiento, un crecimiento que aporta más de lo que consume. Muestra cómo transformar nuestro modo de vivir y trabajar, de producir y consumir, para que vivamos de forma más sana y nuestras empresas sean innovadoras. Todos podemos participar en la transición y todos podemos aprovechar las oportunidades que brinda. Si somos los primeros en dar este paso y si lo hacemos con premura, contribuiremos a que nuestra economía sea líder mundial. Vamos a poner todo nuestro empeño en lograrlo, por el bien del planeta y de la vida que sustenta, por el patrimonio natural de Europa, por la biodiversidad, por nuestros bosques y por nuestros mares. Si demostramos al resto del mundo cómo ser sostenible y competitivo, podemos convencer a otros países para que se nos unan».

  La consecución de los objetivos del Pacto Verde Europeo exigirá una inversión significativa. Se calcula que cumplir los objetivos actuales en materia de clima y energía para 2030 requerirá 260 000 millones EUR de inversión anual adicional, lo que representa aproximadamente el 1,5 % del PIB de 2018. Eso entre la aportación de la UE y de los privados, suponiendo un sabrosísimo bocado para todo tipo de empresas decididas a luchar por una acción climática que suponga la mejora del medio ambiente ante el cambio climático, priorizando la reducción de emisiones, en un clima de Sostenibilidad con una energía asequible, segura y limpia, con empresas y consumidores unidos en un futuro verde, comprometidos con el reciclaje que tiene recompensa, donde la salud se una al medio ambiente mediante vacunas que erradiquen esta y otras posibles pandemias, con un compromiso social en la sostenibilidad.

   Los consumidores, a su vez van adquiriendo parte, en el compromiso de reconstrucción social, evitando el maquillaje, con el que se han realizados grandes propósitos pero sin eficacia probada, por ello el multilateralismo permitirá una vez pasada la época Trump, volver a un mundo globalizado, más inclusivo, pero exigente con la responsabilidad social, con alianzas globales que den más sostenibilidad al futuro del planeta y como he anunciado al inicio, se base en la solidaridad de las empresas que con los Estados respeten el Acuerdo de París que establece un marco global para evitar un cambio climático peligroso manteniendo el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C y prosiguiendo los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C. También aspira a reforzar la capacidad de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático y a apoyarlos en sus esfuerzos. El Acuerdo de París es el primer acuerdo universal y jurídicamente vinculante sobre el cambio climático, adoptado en la Conferencia sobre el Clima de París (COP21) en diciembre de 2015.

 En el Casino de Madrid con mi asistencia a fines de diciembre 2020, se presentó hace unos días la “Declaración del conjunto de la sociedad para la regeneración de España y defensa de la Constitución, el Estado de Derecho, la monarquía parlamentaria, la libertad y la democracia” En el acto intervinieron Don Antonio Bascones, Don Ignacio Buqueras, Don Daniel Berzosa, Doña María Jesús Prieto y Don Amalio de Marichalar, Conde de Ripalda.

   Tras el agradecimiento al Presidente del Casino de Madrid por haber cedido sus instalaciones para este acto y del reconocimiento de la importancia de esta institución como símbolo de la cultura de Madrid, los intervinientes dieron una explicación previa de esta iniciativa, amparada por un pequeño grupo de españoles a nivel individual que quieren invitar español a español a cuantas personas quieran sumarse en defensa de la Constitución y de la democracia. Antonio Bascones tomó la palabra para hacer un diagnóstico de la situación que vive España en estos momentos, con síntomas muy preocupantes de deterioro de nuestra democracia. Ignacio Buqueras,  añadió en primer lugar su especial agradecimiento al Presidente y al Casino por su hospitalidad y atenciones y que España representa una historia de 22 siglos que hemos de cuidar como un tesoro y poder legar a las siguientes generaciones perseverando en el bien común y en el interés general de todos los españoles y donde de forma especial la lengua española es un nexo de unión y vertebración nacional como bien destacó en su calidad de Presidente del Comité Ejecutivo del Homenaje Universal al Idioma Español 2013/2017.

     Daniel Berzosa, por su parte, centró su intervención en la idea y noción de «calidad democrática», partiendo especialmente de los dos primeros puntos de la Declaración, esto es, los hechos de una Transición modélica y una Constitución de concordia, y de la Corona como elemento integrador de la comunidad nacional y la unidad sustancial de los ciudadanos españoles; así como del respeto constitucional que todos (poderes públicos y ciudadanos) debemos al Rey en dicha condición. María Jesús Prieto habló sobre como la crisis sistémica y profunda que afecta a la Nación española, a su unidad territorial, a sus Instituciones desde los comienzos de los años 90, están determinando un empobrecimiento, social, una falta de competitividad de sus empresas, un deterioro de su imagen exterior, una desindustrialización y una disminución paulatina en la calidad de la educación de los españoles haciéndoles 2 vulnerables a los riesgos de la robotización y a la desprotección que produce la pérdida de valores éticos y cristianos. Situación que amenaza con más intensidad a las niñas. Amalio de Marichalar, Conde de Ripalda, apuntó que en estos momentos que vive España por una tragedia tan importante por la pandemia los únicos objetivos debieran ser unir esfuerzos solo en bien de todos los españoles. Asimismo, los distintos intervinientes han podido constatar los graves ataques que está sufriendo la Constitución y el Estado de Derecho, así como la Monarquía Parlamentaria, que representa una pieza esencial de la Constitución, con el Rey a la cabeza, que es la máxima autoridad del Estado. Estos graves ataques a la Constitución se ven, asimismo, reflejados en el permanente acoso a la Justicia, impidiendo su independencia y propiciando de esta manera la quiebra de la división de poderes.

    Ataque contra la Constitución, asimismo, son la prohibición de poder hablar la lengua española en distintas partes de España, impedir la libertad de elección para la educación de los hijos, atacar las libertades personales, de pensamiento y expresión, amordazar a los medios de comunicación que critican la labor del Gobierno, crear “instrumentos de la verdad” señalando los que gusta o no gusta al Gobierno, etc. Igualmente, tal y como señala la Declaración leída, se llama a la cordura y a la sensatez al Gobierno para que no se insulte al Rey, Jefe del Estado, tanto en sede parlamentaria como en sede gubernamental, como en sede de los partidos que forman parte del Gobierno o lo apoyan, donde constantemente se llama al derribo de la Monarquía parlamentaria, de la Constitución y del Estado de Derecho y a la proclamación de repúblicas vascas y catalanas, persiguiendo con ello la destrucción de España. Los intervinientes han señalado que desde la sociedad civil se requiere urgentemente al Gobierno a cambiar de actitud y de socios de Gobierno, pidiendo dialogar constantemente con los partidos que sí respetan la Constitución, el Estado de Derecho y la democracia y dejar de apoyarse en los partidos que quieren la destrucción de España, como día a día señalan ellos mismos permanentemente. Se ha encarecido desde la sociedad civil al Gobierno, para que no se ataque más a la Constitución en tantos frentes y se proteja el bien común y el interés general de todos los españoles y se solicita, también desde la sociedad civil, a todos los partidos políticos, los políticos y a todas las instituciones, que trabajen en una regeneración plena persiguiendo solo el bien común y el interés general de todos los españoles, olvidando actitudes egoístas que no son las que han de presidir sus responsabilidades.

    Por último, se  señaló que en ninguna democracia europea ocurre lo que está ocurriendo actualmente en España y la enorme preocupación con que nos observan nuestros socios europeos, que no pueden concebir como en medio de tanta tragedia y miles y miles de muertos se esté organizando desde el Gobierno, por acción u omisión, un cambio de régimen en España con unas actitudes que recuerdan a modelos letales para la libertad y la democracia, como ha sucede en algunos países de Iberoamérica. También han podido confirmar que, tras la presentación de esta Declaración, que se hizo en Soria hace pocos días y hoy en Madrid se van a solicitar todas las adhesiones posibles a la Declaración y se va a seguir continuando la presentación de la misma en otras ciudades y pueblos de España.  Finalmente llamaron nuevamente a la sensatez y coherencia al Gobierno en un momento en los que hay que volcar todos unidos los esfuerzos exclusivamente en la salud de los españoles, el dolor de sus familias, la gravedad de la situación social y laboral y la gravedad de la situación económica y empresarial, teniendo que ser todo ello la única y exclusiva prioridad del Gobierno de la nación. Un éxito de conceptos y valores. Que bien podría el Gobierno socialcomunista tomar en consideración.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MÁS LEIDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS